Llega a la isla cortador de jamón de bellota 100% ibérico

Conozca algunos detalles curiosos de este preciado manjar

Por Lynet Santiago Túa

Para el deleite de los comensales, el restaurante Vin’Us trajo de visita, al embajador del jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas 5J (etiqueta negra).

En el restaurante establecido en el segundo nivel de The Mall of San Juan, el cortador de jamones Raúl Garrido, compartió con los clientes el proceso de cortar este manjar de la gastronomía española.

El producto es elaborado de las patas posteriores del cerdo ibérico, criado en libertad en las dehesas del suroeste peninsular.

“La etiqueta negra garantiza un producto de máxima calidad. Un jamón 100% ibérico, que vive en el campo y es alimentado con bellota”, contó el experto.

Entre otros datos, explicó que no en toda etapa come bellota.

“Cuando nacen toman la leche de la madre, y en el caso de los cerdos Cinco Jotas, toman cereales naturales que da el campo. Cuando comienza la época de la montanera comen exclusivamente bellota”, describió, el ingeniero agrónomo de profesión.

El jamón ibérico se divide en seis partes con características bien diferentes, estas son: maza, contramaza, babilla, punta, caña y jarrete.

En referencia a las características que debe presentar el producto para distinguir que sea de buena calidad, mencionó que la caña debe ser fina y estilizada, la cual detona la pureza de raza. Cuando el tobillo es grueso, se detecta un cruce.

Otro detalle para detectar si es 100% ibérico es que la maza debe ser bien estilizada y fina. "Cuando existe un cruce es para ganar rendimiento de la carne, por lo que la maza es más ancha y la tapa suele ser más larga".

En cuanto a la forma de cortar correctamente el jamón, sugirió que la tapa no sea muy larga, debe ser tamaño de bocado y bien fina. De esta forma se verá el filo del cuchillo a través de la tapa.

Además se debe cortar todo el ancho del jamón.

Un dato curioso que contó Garrido a Metro, es que el término de ‘tapa’ proviene del jamón.

“Estaba un rey en la costa de Cádiz tomando una copa en un chiringuito, y habían mosquitos alrededor, entonces el tabernero cortó una loncha de jamón ibérico y se la puso encima a la copa, para taparla de los mosquitos. De ahí salió la palabra tapa según Wikipedia”, relató.

Para degustar el 5J, recomendó un fino del Marco de Jerez o un vino espumoso (cava o un buen champán).

El jamón puede comerse con pan con tomate, bocadillo o solo como aperitivo.

El jamón 100% ibérico de bellota Cinco Jotas 5J proviene de Jabugo, al norte de Andalucía, España.

Loading...
Revisa el siguiente artículo