La nutrición terapéutica para un estilo de vida saludable

Desintoxicar, oxigenar y nutrir tu organismo son elementos claves para el funcionamiento óptimo del organismo, así como el manejo de las emociones

Por David Cordero

Hablar sobre alimentación y nutrición tiene sus diferencias. Alimentarse no necesariamente  significa que tu organismo esté obteniendo los nutrientes necesarios para un funcionamiento óptimo.

“Se habla mucho de estilo saludable, calidad de vida, nutrición, alimentación, pero muchas veces no entendemos el concepto o la definición de cada uno”, indicó la doctora Damaris Reyes, naturópata integrativa. “Un estilo de vida se logra a base de pequeños hábitos que vamos haciendo día a día”, añadió.

Según explicó la doctora Reyes, la alimentación es lo que conscientemente introducimos en nuestro cuerpo, sea nutritivo o no. En cambio, la nutrición es el proceso bioquímico que el organismo utiliza para obtener los nutrientes que adquieres de la alimentación y darte la energía vital que necesitas.

“Un estilo de vida se logra a base de pequeños hábitos que vamos haciendo día a día”, expresó la doctora Damaris Reyes, naturópata, en entrevista con Metro.

En ese sentido, cuando hablamos de dieta, hay que tomar en consideración que el concepto de pensar en dieta y pérdida de peso, según la naturópata, está errado.

“Una dieta es el conjunto de alimentos que consumimos diariamente (como hábito), teniendo en cuenta las raciones que injerimos”, indicó, aunque esa dieta no siempre te provee los nutrientes necesarios. Por eso, más allá de recomendar un alimento u otro, la naturópata recomendó el concepto de nutrición consciente o terapéutica.

La nutrición terapéutica es la que involucra la modificación de los hábitos alimentarios y el estilo de vida, y donde se utiliza como herramienta la dieta, la suplementación nutricional, la actividad  física, la desintoxicación y el manejo de las emociones.

El primer paso, como elemento clave en el proceso, explicó la Reyes, es la desintoxicación.

Los alimentos de hojas verdes, por ejemplo, ayudan a desintoxicar y limpiar la sangre. “Siempre que estén bien cocidos ayudan a limpiar las células y ayudan también a drenar esas toxinas por el intestino, porque tienen fibra”, indicó.

“Es como si fuera una casa. Tú tienes que limpiar el cuerpo para que entren, entonces, nutrientes nuevos, hábitos nuevos”, apuntó la doctora, de la clínica B Healthy Medical Wellness en Trujillo Alto.

La naturópata enfatizó en que no existe una dieta que aplique de forma general a todos los individuos, dado que cada organismo es distinto, con diferente genética y ante diferentes ambientes. No obstante, indicó que los jugos verdes y consumir agua con limón y bicarbonato, así como realizar ejercicios y sudar, ayudan a eliminar toxinas del cuerpo. Evacuar diariamente, al menos dos veces, también es clave en el proceso de desintoxicación.

Para la limpieza del colon, la doctora recomendó una receta que consiste en hervir agua y añadir semillas de lino o linaza, dejarlas reposar por 30 minutos y luego beber el te. Limpiar las paredes del intestino es indispensable en el proceso de desintoxicación, explicó, y añadió que, dado que el cuerpo humano trabaja como un circuito, esto también ayuda a la desintoxicación de otros órganos como el hígado, el riñón, los pulmones, la piel y el sistema linfático. También habló sobre la importancia de la oxigenación.

Seis filtros naturales del cuerpo que deben mantenerse limpios:

  • colon
  • hígado
  • riñón
  • pulmones
  • piel
  • sistema linfático

La oxigenación, indicó Reyes, es la forma que el cuerpo tiene para regenerar todas sus células y mantener un buen funcionamiento del sistema inmunitario. También ayuda a liberar toxinas, estimula la generación de antioxidantes y sirve como antiinflamatorio.

El oxígeno entra a través de nuestros glóbulos rojos y es lo que nutre cada órgano de nuestro cuerpo; cuando el sistema inmunitario recibe oxigenación, lo que hace es regenerar, para que esas células que nos ayudan a defendernos tengan la energía vital necesaria para hacer esa función”, expresó la doctora.

Aunque hay alimentos que oxigenan la sangre, la naturópata aseguró que son más los que quitan el oxígeno. “El equilibrio está en tener una célula totalmente equilibrada  de nutrientes y respirando adecuadamente”. Para oxigenar las células, la clave básica es respirar con conciencia, es decir, manteniendo un ritmo. Las pequeñas caminatas de 15 minutos a un constante de respiración es una terapia sencilla y efectiva. Hay plantas o yerbas como el ginkgo biloba y la gotu kola, que se utilizan para la oxigenación y se pueden consumir en té o en cápsulas.

También hay que permitirle espacio a la mente para desintoxicarse. Dedicar cinco minutos a mantener la mente en blanco y no permitir la entrada de pensamientos, más allá de disfrutar ese momento presente, es una terapia sencilla que ayuda la liberar el estrés y también eliminar toxinas. La doctora recomendó la terapia, por ejemplo, antes de dormir en la noche acompañado de una taza de té, de modo que también propicia un descanso adecuado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo