Comunidad LGBTT no está exenta del impacto de María

Coaí, una organización sin fines de lucro, prestó especial atención al impacto del huracán en la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Trangénero en Puerto Rico

Por David Cordero
Miembros del equipo de Coaí hacen entrega de suministros. Foto: Suministrada
Comunidad LGBTT no está exenta del impacto de María

El impacto del huracán María no discriminó por raza, edad ni género. Cientos de miles de personas en Puerto Rico siguen acostándose cada día sin servicio de energía eléctrica, sin agua potable, sin medios de comunicación o peor aún, sin un techo en el que cobijarse, una cama dónde dormir o la comida del próximo día. Tampoco discriminó por identidad sexual. La comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Trangénero (LGBTT) no está exenta de los daños. 

El equipo de Coaí, Inc., una organización sin fines de lucro, prestó especial atención a las necesidades de dicha comunidad, sin dejar de lado o perder de perspectiva que los efectos de María afectan a la comunidad en general. 

“La realidad es que nosotros no limitamos el servicio a gente que sea LGBTT”, explicó el doctor Carlos Rodríguez-Díaz, presidente de la junta de directores de la organización. 

“Este esfuerzo de la organización está orientado a brindarles servicios básicos necesarios a diferentes grupos”, explicó. 

De acuerdo con José Joaquín Mulinelli, director ejecutivo de Coaí, el enfoque son “las poblaciones que siempre han sido socialmente marginadas” o subservidas respecto a servicios de salud.  

Coaí fue fundada en 1991 y desde sus programas trabaja directamente con las comunidades más vulnerables, dedicándose a promover la salud a través de la prevención de enfermedades, desde una perspectiva de justicia social y derechos humanos, con énfasis en personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transgéneros, transexuales, questioning, queer e intersexuales (lhbttqqi) y sus parejas en Puerto Rico.

Después del paso de María y ante el estado en que quedó el país, el equipo de Coaí aunó esfuerzos y formó brigadas —bajo el lema proyecto Juracán— para atender las necesidades no solo de las personas a quienes brindan servicio alrededor de la isla, sino a quien meramente está necesitado. 

Desde que comenzó la iniciativa, poco más de una semana después del huracán, Coaí ha logrado impactar alrededor de 100 familias en más de 20 municipios, indicó Mulinelli.

Entre las iniciativas, Coaí preparó paquetes de cuidado que incluyen alimentos, agua, artículos de higiene personal y, en algunos casos, certificados para que puedan adquirir ropa. La organización ha prestado especial atención a la comunidad trans, reconociendo una vulnerabilidad mayor de este sector de la comunidad. 

“Cuando la situación vulnerabiliza a muchos, sabemos que aquellos que ya estaban más vulnerables, están en una peor situación y por eso dimos especial énfasis a las personas trans”, explicó Rodríguez-Díaz.

“Observamos que hubo pacientes  a quienes fue muy oportuno que nosotros accediéramos porque tenían no tan solo necesidad, tal vez, de algunos alimentos, sino que, por ejemplo, tenían medicamentos de VIH prontos a terminar y no habían recibido información de dónde podían ir a accederlos. Eso tenía que ver con los retos que hemos tenido en los medios de comunicación”,  indicó el presidente de la Junta de Directores.    

Solidaridad y apoyo entre organizaciones 

El esfuerzo en solidaridad con otras organizaciones sin fines de lucro ha sido clave para lograr atender las necesidades de casos especiales con los que se ha encontrado el equipo de Coaí. 

La organización ha atendido a personas con múltiples afecciones de salud, no exclusivamente VIH, cuya situación se estaba deteriorando en la medida que sigue pasando el tiempo y no hay acceso a agua potable en algunos lugares, o energía eléctrica, con retos —por ejemplo— para mantener algunos medicamentos que requieren refrigeración o equipos que requieren electricidad.

Entre las iniciativas, Coaí creó paquetes de cuidado que incluyen alimentos, agua, artículos de higiene personal y en algunos casos certificados para adquirir ropa. Foto: Suministrada Entre las iniciativas, Coaí creó paquetes de cuidado que incluyen alimentos, agua, artículos de higiene personal y en algunos casos certificados para adquirir ropa. Foto: Suministrada

“Es muy valioso el compromiso con el cual las organizaciones comunitarias han respondido a la situación  de emergencia en el ámbito local. Las organizaciones comunitarias están operando con personas que también han sufrido el resultado de los huracanes (Irma y María) en nuestra isla, y aún así están comprometidos y trabajando”, apuntó Rodríguez-Díaz.

“Van y trabajan desde una oficina que no tiene luz y regresan a una casa donde no hay luz tampoco, y a veces están llevando agua a una comunidad  y ellos en su casa no tienen agua. Yo creo que eso habla de la solidaridad y la resistencia de nuestro país ante esta situación”, añadió. 

Coaí, Inc., desea conocer cuáles son tus necesidades para apoyarte. LLama al 787-298-9717 o al 787-306-3608. También puedes contribuir haciendo tu donativo en http://coaipr.org/mariarelief/

Loading...
Revisa el siguiente artículo