Creadores de Ketel One celebran en grande 325 años de tradición

Aniversario. La familia Nolet, de Holanda, compartió con Metro durante un fin de semana repleto de momentos especiales

Por Aiola Virella @AiolaVirella


“Como miembros de la familia aprobamos cada lote. Es un gran honor poder ser parte de ese proceso y poner tu firma en cada botella”- Carl Nolet Jr.,  al hablar sobre el orgullo que siente su familia al producir un producto de alta calidad como Ketel One

Shiedam, Holanda — La firma de la familia Nolet en Holanda es sinónimo de calidad. El privilegio se los da haber mantenido su negocio en la industria de los licores por los pasados 325 años y el éxito alcanzado con su vodka Premium Ketel One. Para celebrar el aniversario número 325 de la destilería Nolet, la familia no escatimó y lanzó la casa por la ventana allí mismo en sus instalaciones en Shiedam, Holanda, hasta donde llegaron los mejores bartenders del mundo, altos ejecutivos de la industria del licor, funcionarios y personalidades holandesas, así como prensa internacional.

La celebración —que reunió personas de puntos tan distantes como África del Sur, Singapur, Australia, Italia, Brasil, Estados Unidos, Francia, Canadá y Puerto Rico, entre otros— no descuidó ni un solo detalle. La jornada estuvo llena de momentos emotivos, como la develación de la botella conmemorativa con las firmas de Carl Jr. y Bob Nolet, onceava generación familiar en el negocio, el mensaje del patriarca y presidente de la compañía, Carl Nolet, el mensaje del director ejecutivo global de Diageo, Iván Menezes y la proyección sobre el molino de una producción videográfica tridimensional que resumió la trayectoria histórica y herencia de la destilería Nolet. Los invitados de todo el mundo vivieron una experiencia única. Además de la gran fiesta de aniversario, hubo una serie de eventos durante todo un fin de semana en Holanda, que incluyó visitas guiadas a la destilería para conocer de primera mano el detallado proceso para confeccionar el vodka Ketel One, además del estreno de un cortometraje tipo documental sobre el Martini. De hecho, el Martini fue uno de los protagonistas de la fiesta, pues cada invitado pudo hacer su propio Martini en uno de los momentos más divertidos de la jornada.

La destilería Nolet ha sido consistente en su producción, logrando superar momentos de grandes dificultades, como la Segunda Guerra Mundial. Metro entrevistó a los hermanos, Carl. Jr. y Bob Nolet, quienes hablaron sobre las claves para la calidad de su producto y cómo visualizan el negocio familiar en los próximos 25 años.

Hablan mucho de rendición de cuentas. ¿Cómo aplican este término en su industria, que es la del licor?
—Carl Jr.: “La rendición de cuentas se sostiene con la verdad. La verdad en todo lo que haces, y aquí lo que has visto en la visita a la destilería es que todo lo que hace la familia Nolet tiene una razón, un propósito y pasión. Nos esforzamos en encontrar los mejores ingredientes, el mejor trigo y todo lo mejor en cada categoría para crear una experiencia de clase mundial. En el caso de Ketel One, lo que viste es la mezcla de todos esos mejores ingredientes. No fue por accidente. Nuestro padre sabía dónde quería estar. Ese proceso de ser transparentes y rendir cuentas es lo que veo por los próximos 25 años. Es lo que el millennial o cualquier consumidor de hoy hace: búsquedas sobre los productos que consume, como puede ser Ketel One, pueden ser unos mahones, puede ser lo que sea. Ellos quieren saber exactamente de dónde proviene todo y la razón es que ya no creen en las grandes campañas de mercadeo para los productos que simplemente decían: ‘Yo soy el mejor’. Te van a buscar en Google y te van a visitar. Ellos quieren ver con sus propios ojos… Esa es la parte de la rendición de cuentas, cuando la verdad sale a flote y dice más que todo. Nosotros, con un negocio familiar de 325 años, tenemos una gran ventaja de cara al futuro, porque todo lo que ves aquí es el fruto del trabajo realizado por muchos muchos años por nuestra familia, por generaciones previas a nosotros. Estamos en unas instalaciones increíbles en las que se puede caminar y observar las operaciones de primera mano.
 
¿Puede venir cualquier persona?

—Bob: “Todos los días se hacen visitas guiadas, de lunes a viernes. Vienen de tres a cuatro grupos por día”.

—Carl Jr.: “Una vez publicamos un anuncio en el USA Today, muy simple, era una página completa que decía: ‘Si alguna vez estás en Holanda y tienes la oportunidad de pasar a visitar la destilería, por favor, hazlo’. Un día lluvioso, la gente estaba afuera haciendo fila bajo la lluvia. Tenían el periódico en sus manos. Fue así. Nosotros tenemos un sistema de cámaras y les preguntamos: ‘¿Cómo podemos ayudarlos?’. Y sacaron el periódico con el anuncio y nos dijeron: ‘Estamos aquí para la visita guiada’. Eso fue espontáneo. Hoy en día nos pueden contactar vía nuestro portal y cualquier persona en el mundo que esté en Holanda viene”.

Ahora con el mundo digital, ¿no han pensado en hacer un tour virtual?
— Bob: “Viene pronto”.
 
— Carl Jr.: “Te vamos a dar una primicia ahora mismo. En unos meses podrás ver lo que hicimos aquí a finales del año pasado. Grabamos toda la operación de la destilería en 360 grados. Así que en unos meses tendremos realidad virtual. Es realidad virtual completa. Desde tu teléfono celular con las gafas de realidad virtual podrás sentarte en Puerto Rico y mirar todo esto”.

En la cata de vodkas, la conclusión es que Ketel One se siente más fresco en boca que otras marcas. ¿A qué le atribuyen eso? ¿A los ingredientes?
—Bob: “Es una combinación de todo. Nuestro padre tuvo la visión cuando probó los otros vodkas en Estados Unidos y todos eran muy fuertes. Vio la oportunidad de desarrollar un vodka de mejor sabor. Le tomó siete años que su estrategia tuviera efecto, porque el estándar en la industria eran los vodkas fuertes, así que fue difícil cambiar el estándar. Siempre hemos usado el mejor trigo; el trigo europeo es muy bueno. El trigo es por mucho, en nuestra visión, el mejor inicio para tener un mejor vodka. En el proceso de destilación se eliminan las impurezas, se elimina ese sabor fuerte. Mediante el proceso descrito en la visita guiada, se produce una mezcla de un alto nivel de pureza. Por eso se elimina todo el sabor fuerte. En el alambique, es que traemos la sensación de riqueza en boca y un terminado largo. Tenemos una combinación de un proceso de alambique con carbón desarrollado hace cientos de años con una parte de proceso robotizado y de técnicas modernas”.

—Carl Jr.: “Tenemos la modernidad y la tradición, le llamamos madernitage, ‘modernidad y tradición’. Eso resume lo que se ve en las visitas guiadas”.

Están en 90 países. ¿Cómo hacen para que el aumento en la demanda y producción no afecte la calidad artesanal del vodka?
—Bob: “Es lo que hacemos todos los días. Con el crecimiento en la demanda de nuestro producto se han hecho inversiones en equipos, en alambiques, pero todo el proceso sigue siendo el mismo si haces pocas o muchas cajas. Nosotros hacemos las pruebas de cada lote para ponerle la firma de la familia. Así que si produces mucho o poco, es el mismo proceso”.

—Carl Jr.: “Como miembros de la familia aprobamos cada lote. Es un gran honor poder ser parte de ese proceso y poner tu firma en cada botella. Déjame agregar algo más a la pregunta, estar en 90 países no sucede de la noche a la mañana. La razón por la que estamos en 90 países es por el increíble apoyo de los bartenders y el trabajo que han hecho durante todos estos años. Ellos saben que, cuando agarran una botella de Ketel One o de la Ginebra Nolet, ellos saben  —y lo vemos en los gurús de la industria, los amigos de la familia, porque así los tratamos a todos— que esa firma detrás de la botella es un sello de seguridad y saben que la calidad dentro de la botella está garantizada por familia, sin importar en qué país te encuentres. Pueden crear los mejores tragos (con el vodka Ketel One).

Precisamente quería preguntar sobre los bartenders. La firma tiene una relación cercana con ellos. Eso es algo que no surge de la noche a la mañana…

—Carl Jr.: “Es amor genuino porque nosotros respetamos su pasión y su arte, y ellos respetan lo que nosotros hacemos. Esto ha pasado por 325 años, como dice nuestro padre, ‘podemos crear los mejores licores, pero, si no tenemos una avenida de personas que los disfruten’, está todo ahí. Para nosotros, la familia extendida siempre ha sido la ruta. Nuestros bartenders, los dueños de licorerías, los oficinistas, los vendedores. Cuando un cliente va a una licorería, tiene muchísimas opciones de vodka, pero cómo llega a Ketel One, porque lo prueban. Hacemos catas en todos los países donde vamos, y esa es la razón del éxito de Ketel One, y la pasión de los bartenders, porque todos lo han probado contra cualquier otra marca y siempre sobresale. No importa si es un vodka nuevo de algún lugar del mundo, lo ponemos frente a Ketel One y te garantizo que Ketel One sale victorioso.

—Bob: Está hecho para los Martinis, para los cocteles. Ese final extendido ayuda a que los cocteles tengan un mejor sabor y ellos (los bartenders) lo saben. No los forzamos a usar nuestro producto. Ellos optan por él. La Factoría en Puerto Rico es uno de los grandes ejemplos de lo que sucede alrededor del mundo. Tienes estos bartenders World Class que empezaron su propio bar y seleccionaron Ketel One y lo destacaron en sus cocteles. Nosotros no los forzamos a hacer eso. Es que hay amor y pasión por lo que Ketel One puede hacer. Hoy son uno de los mejores bares del mundo.

¿Qué es lo próximo para Ketel One?
—Carl Jr.: “Primero, estamos muy felices de celebrar el aniversario número 325. Tenemos una hermosa botella para conmemorar la celebración. Por primera vez, en la parte posterior de la botella, Bob y yo tenemos nuestras firmas, lo que constituye un momento muy bello para la onceava generación. Yo creo que lo próximo es que vamos a continuar con la rendición de cuentas para el futuro. En los próximos 25 años, Bob y yo esperamos celebrar los 350 años, mientras somos mentores de la nueva generación. En eso es lo que estoy enfocado. Él tiene dos niños y yo tengo siete hijos. Juntos tenemos nueve. Todo se trata de despertar esa pasión en ellos para que hagan lo que nosotros hacemos. […] Tenemos que ser mentores de la próxima generación.

Mientras les llega el turno a los más jóvenes de la familia, por lo pronto los hermanos Nolet, junto con su padre, custodian celosamente la receta de su vodka y siguen estrechando relaciones con bartenders alrededor del mundo para que los mejores cocteles a base de vodka tengan como denominador común la que ellos producen en Holanda.

Loading...
Revisa el siguiente artículo