Claves para crear un vestuario de estilo propio

Diseñadora de vestuario explica qué es el estilo propio y cómo formarlo.

Por Metro.PR

Vamos al clóset y llegan las preguntas. ¿Qué me pongo?, ¿Me queda bien esto?, ¿Con qué lo combino?

Entonces, empezamos a probarnos muchas prendas para determinar cuál nos queda mejor o qué colores o tendencias van más acorde a nuestro estilo o contextura física.

Todo esto se podría evitar si logramos crear un estilo propio a la hora de vestir. Sí, así como lo lee: un estilo que solo tú tendrás.
 
¿Cómo se crea un estilo? “Lo primero para crear un estilo propio es conocerte o analizar lo que quieres proyectar, así como también las actividades que te gusta hacer, y en base a eso puedes buscar referentes en la moda. Otra manera es simplemente comenzar a probarte ropa. Para eso hay que tener en cuenta las fortalezas y debilidades visuales de tu figura para favorecerla. Por ejemplo, si eres bajita debes evitar vestir estampados grandes. Si eres muy delgada es mejor esquivar la ropa toda ceñida y de color liso y oscuro. También hay que entender ciertos códigos de tipos de prenda y tela para cada ocasión”, comenta Viviana Espinoza Zimmermann, docente de la Escuela de Diseño de Vestuario y Textiles de la Universidad del Pacífico en Chile.
 
Si te complica comprender estos parámetros de moda, pero igualmente deseas tener un estilo particular a la hora de vestir, la especialista asegura que lo más importante es cómo luzca la ropa. “El estilo no tiene que ver con la moda exactamente, más bien tiene que ver con cómo la persona lleva esas prendas, cómo las combina, cómo se las pone y las hace suyas, desplazándose y proyectando seguridad. Por ello, no basta con verse estéticamente atractiva, sino que la persona debe sentirse así también”, explica Espinoza.
 
El estilo debe estar acorde con la personalidad de cada cual, además de seguir los protocolos básicos de la moda. “Para la opinión tradicional, tener estilo tiene que ver con ese alguien que sabe elegir bien sus prendas de acuerdo a su figura y le da un sello permanente de distinción a su look desde su personalidad, respetando ciertos códigos en la elegancia, como por ejemplo de ciertos trajes con ciertos tipos de camisas con el cuello adecuado, el accesorio que combina con la cartera y el zapato, juegos de combinaciones que establecen toques de relaciones por color y contrastes a la vez, etc.”, describe la diseñadora.
 
Si aún te sientes perdida entre las reglas del arte de vestir, la docente de la Universidad del Pacífico entrega algunas pistas. “Un consejo importante es entender que el cuerpo se lee igual que una lectura escrita, lo que se puede interrumpir con un corte o con un contraste de color. La vista ahí se detiene y hace más evidente lo que está. Por eso debo preguntarme qué partes de mi figura quiero destacar más y  qué menos”, asegura.
 
“Entre las combinaciones que nunca fallan está el negro dominante con rojo en los detalles, negro dominante y azulino en los detalles, color crudo en su mayoría y color liso verde o coral, café dominante con tonos calipsos bajos en los detalles, y estampados con fondo negro y figuras crema o blancas pequeñas”, recomienda la experta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo