Mi Buenos Aires Querido: un pedacito de la capital argentina en San Juan

La tierra florida del tango de Carlos Gardel se manifiesta en este sabroso restaurante porteño en Puerto Rico

Por Lynet Santiago Túa @lynetonline

Delicias de la auténtica cocina argentina y la sensualidad del tango se funden en Mi Buenos Aires Querido, un típico bodegón argentino que recientemente abrió sus puertas en la avenida Jesús T. Piñero 1589 en San Juan.

El nombre del lugar define el concepto creado por el porteño Javier Viviani, quien lleva más de dos décadas laborando en la industria gastronómica en la isla.

El dejo de nostalgia por su tierra se percibe en la atmósfera y en la pasión que entrega en cada plato que llega a la mesa.

“Se llama Mi Buenos Aires Querido por el tango de Gardel y porque llevo 25 años acá. Siempre te quedas con tu país en el alma”, relató Viviani, el padre de Facundo, su hijo puertorriqueño que trabaja con él en el negocio durante su tiempo libre.

Una de las curiosidades que distingue el lugar es que algunos de los condimentos son los mismos que se utilizan en Argentina, es decir, son importados para darle ese sabor típico a cada receta.

Se destaca que todas las pastas, salsas, postres y panes son elaborados con ingredientes frescos y hechos en casa, y, como típico bodegón, las porciones son bien generosas.

Una de las especialidades del restaurante es la sabrosa pasta agnolotti, rellena de jamón o carne y queso ricotta, y el carré de cerdo al oporto, que consiste en carré a la parrilla con salsa de reducción de oporto servido con milhojas de papa y vegetales salteados.

Además, sirven otros tipos de pasta, como la fetuchini, canelones, ñoquis y lunettas.

“No quise hacer lo mismo que hacen otros restaurantes argentinos. Por eso no tenemos parrilladas. Pero tenemos churrasco, dorado, salmón y pastelones de papa y de pollo, las milanesas napolitanas con salsa de tomate y jamón, y las papas fritas caseras, entre otros platos”, explicó.

Otras opciones del menú incluyen risotto, pizzas artesanales, ensaladas y pescado fresco.

Como aperitivo los más ovacionados son los chorizos al vino confeccionados con una reducción de Malbec, romero, cebolla y pimientos, las típicas empanadas de carne, pollo y humita o las croquetas de papa con jamón.

“Quiero que los visitantes se transporten a un pedacito de Buenos Aires con la comida y la ambientación. La idea es que encuentren aquí un lugar familiar donde puedan sentarse a conversar y a compartir, que es lo que hace falta en todos lados”, comentó.

Para cerrar con broche de oro, recomienda los alfajores de maicena y de chocolate o la torta de ricotta, un postre típico argentino para acompañar el café a media tarde. En cuanto a las bebidas, gozan de una robusta carta de vinos y variados cocteles, como la sangría de melón.

El acogedor salón comedor, decorado con maderas y tonalidades marrones con acentos rojos, promueve ese ambiente cálido que sentimos cuando llegamos a casa, en familia, y así te hacen sentir.

Datos:
•    Dirección. Avenida Piñero #1589, al lado de J. A. Riollano. Teléfono. 787-545-4601
•    Especiales de almuerzo. Todos los días desde las 11:30 a. m.
•    Sábados de tango. De 7:00 a 11:00 presentan música en vivo con Sergio Eduardo, quien toca el bandoneón, alternado con Zito Zelante.
•    Horario. Abierto los siete días: lunes, martes, miércoles y jueves hasta las 10:00 p. m.; viernes y sábado hasta las 11:00 p. m., y domingo hasta las 10:00 p. m.

Loading...
Revisa el siguiente artículo