Se vacilan las charrerías en San Valentín

El colectivo teatral El Corillo vuelve a la carga con algo especial para enamorados

Por Lynet Santiago Túa

Esas parejas que se visten iguales o de rojo y blanco para celebrar el Día de San Valentín y esos que no pueden vivir el uno sin el otro… Estas, entre otras “charrerías” de los tortolitos, sirvieron de pie forzado para la comedia Fo, el amor apesta.

Los responsables de este embeleco son el colectivo teatral El Corillo, compuesto por Lizmarie Quintana, Carlos Vega, Naymed Calzada y Ulises Rodríguez, quienes luego de seis años se juntaron nuevamente para complacer a “los masoquistas que pidieron el regreso”.

La pieza en reposición escrita por Carlos Vega ha sido del agrado del público, pues es interactiva. Los espectadores, cuando llegan al teatro, deberán contestar unas cuatro preguntas cuyas respuestas se presentarán a viva voz.

“Al público se le dan unas tarjetas con cuatro preguntas y escogemos las mejores contestaciones. Así que ellos son parte de la obra”, explicó Quintana en entrevista con Metro.

“Vamos a hablar de todo eso que nos fastidia tanto a las mujeres como a los hombres, desde que estamos en la escuela, cuando nos regalaban un clavel o un peluchito. A uno siempre le tocaba el regalo más porquería en los intercambios de regalo en el salón de clases”, compartió entre risas.

“El Día de la Amistad es una porquería porque te hacen gastar dinero. Para comenzar, ni soporto el color rojo y jamás me vestiría de rojo y blanco. Eso es una charrería. Aunque suene clichoso, para mí el Día del Amor se debe celebrar todos los días”, sostuvo la también animadora en el programa Día a día (Telemundo).

En Fo, el amor apesta, se habla sin tapujos sobre las relaciones entre parejas heterosexuales y parejas de la comunidad LGBTT, porque “todas las relaciones son iguales, y el amor es amor”, consideró la actriz y comediante.

“Incluso, hablamos de esos cuentos infantiles que nos enseñan que tenemos que casarnos con el príncipe azul. Uno se pregunta, pero ¿por qué?”, explicó.

De acuerdo con Quintana, la vuelta a las tablas con El Corillo surgió por el deseo de presentar una alternativa divertida de entretenimiento.

“Decidimos juntarnos otra vez porque la gente se está moviendo al teatro en búsqueda de una alternativa de entretenimiento para pasarla bien y darse el palo”, señaló.

El Corrillo también llevó a las tablas La cantante calva y de De janga con mi ex, entre otras comedia

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo