Chelsea Clinton lucha contra el cyberbullying

Este es uno de los varios mensajes en su nuevo libro, "Start Now! You Can Make a Difference", publicado esta semana.

Por AP

NUEVA YORK (AP) — Chelsea Clinton dice que es optimista por naturaleza y pese a enfrentar ofensas desde que era niña, elige responder a los insultos, incluso en Twitter, con amabilidad y respeto.

"El cyberbullying es un gran reto en nuestro país. Creo que necesitamos que aquellos de nosotros que tenemos plataformas que no ignoremos a los trolls (hostigadores), no para dejarnos consumir por ellos sino para arrojar luz y decir así es como puedes responder cuando te estás defendiendo con calma pero también estás dejando en claro que no está bien y no estás degradando tu humanidad al hacerlo”, dijo Clinton, de 38 años y madre de dos hijos, en una entrevista el martes con The Associated Press.

Este es uno de los varios mensajes en su nuevo libro, "Start Now! You Can Make a Difference", publicado esta semana. En él, Clinton impulsa a los niños a hacer un cambio positivo en el mundo informándose y tomando cartas en el asunto. El libro se enfoca en preservar el medio ambiente, ayudar a salvar a los animales, mantenerse saludables y poner fin al hostigamiento.

"Start Now!" es el cuarto libro infantil de Clinton. Su faceta como autora es una de varias que Clinton, que incluyen ser madre, vicepresidenta de la Fundación Clinton y docente en la Universidad de Columbia. Su más reciente libro se surgió de la idea de que la edad no importa cuando se trata de activismo.

“Siempre he pensado que nunca eres demasiado joven o demasiado viejo para poder hacer una diferencia. Y cuando me convertí en mamá, creo que lo sentí con más fervor porque de pronto tenía primero a Charlotte y luego a Aidan, estas personitas en el mundo, y quise que el mundo fuera más saludable, más equitativo, sencillamente un lugar más seguro para ellos que el de las generaciones anteriores”, dijo.

A sus ojos, hacer que el mundo sea más seguro también implica abolir el hostigamiento.

Es un tema que conoce demasiado bien, tras recibir duras críticas por cómo lucía mientras crecía en la Casa Blanca ("Saturday Night Live" incluso presentó un sketch burlándose de ella). Otros la atacaban porque era hija de Bill y Hillary Clinton.

"Cuando me confrontaron directamente, incluso de niña, y la gente me decía cosas horribles, yo decía ‘lamento que lo sientas de esa manera, yo no lo siento así, no creo que sea fea o que nací del pecado o el perro de la familia o que mis padres debieron abortarme o que todos deberíamos estar muertos’”, recordó. “Esas son cosas que la gente me decía cuando era niña y siempre era gente mucho mayor”.

Décadas después todavía surgen mensajes así en las redes. Al principio Clinton los ignoraba, pero recientemente comenzó a decir lo que piensa.

"Empezó a preocuparme que al ignorarlo, no le estaba quitando oxígeno a los trolls, que quizá era tomado como algo implícito, no un apoyo directo, pero que de alguna manera yo estaba conforme con ese lenguaje y comportamiento”, dijo. "Y creo que, especialmente ahora que soy madre, no quisiera que mis hijos o cualquier otro niño piense que eso está bien”.

Agregó: “Y creo que incluso si no estás de acuerdo conmigo en lo político, nunca está bien atacarme personalmente, del mismo modo en que si yo no estoy de acuerdo contigo en lo político no está bien que te ataque en lo personal, así que quiero que mis hijos vean a su mamá defendiendo el respeto y la amabilidad y que sepan que eso no es una señal de debilidad”.

Clinton señaló una mención reciente a su familia por parte del nominado a la Corte Suprema Brett Kavanaugh, quien trataba de defenderse de acusaciones de abuso sexual en una audiencia combativa en el capitolio. Kavanaugh dijo que las acusaciones provenían de demócratas que buscaban vengarse a nombre de los Clinton; Kavanaugh trabajaba para Kenneth Starr, quien encabezó la investigación contra el entonces presidente Bill Clinton que llevó a su juicio político.

Aunque Chelsea Clinton ya se había opuesto a Kavanaugh en temas como el aborto, cuando éste mencionó a su familia sus sentimientos se consolidaron.

"Pensé ‘por Dios, juez Kavanaugh, creo que no sabía quién era usted hasta que fue nominado’. Así que claramente nos tenía en su mente mucho más de lo él estaba rondando la mía”, dijo. "Pero incluso si él hubiera ido contra algún expresidente republicano o algún senador o político republicano actual sentiría lo mismo, ese tipo de partidismo descarado debería ser descalificador”.

Aunque Clinton trabajó para su madre durante la campaña presidencial de 2016, espera que la gente lea "Start Now!" independientemente del partido que siga.

"Espero que los niños cuyas familias vienen de todo el espectro político lean este libro y piensen cómo canalizar sus valores políticos, cuales quiera que sean, hacia asuntos que les importan”, dijo Clinton.

Loading...
Revisa el siguiente artículo