Cobie Smulders: “No sé cómo consigo estos papeles”

La actriz canadiense habla sobre Jack Reacher y por qué la ponen a veces como la enojona

Por Metro World News

Por: Matt Prigge/ MWN

La buena noticia: Cobie Smulders tuvo que pasar parte del rodaje de Jack Reacher: Never Go Back en Nueva Orleans. La mala noticia: ella estaba haciendo una película de acción. La actriz no pudo aprovecharse de toda la comida y la bebida, y no pudo tomar parte de todas las mercancías de la ciudad. Después de todo, tenía que ser dura.

En la secuela de la película de acción de 2012, la estrella de How I Met Your Mother —y la ruda residente de Marvel, María Hill— interpreta a Susan Turner, una mayor del ejército de Estados Unidos que se encuentra a sí misma haciendo equipo con el arregla-todo errante de Tom Cruise después de que ella lo había acusado injustamente de asesinato. Smulders, de 34 años, pasa la mayor parte de la película enojada y dañando a la gente. En la vida real, Smulders es —como dice ella— canadiense.

Te habías quebrado una pierna cuando te contrataron para Jack Reacher. Te la quebraste la noche anterior de empezar la película indie de Clea DuVall, The Intervention, en la que cojeas con muletas. ¿Qué diablos pasó?
—Nada, nada. Me tropecé y caí en mi apartamento. Nada. Es por eso que yo estaba como “Está bien”. Pensé que me había dislocado la rodilla y que iba a caer de nuevo en su lugar. Y resultó ser una fractura, que se hizo más grande y más grande mientras seguía caminando, hasta que, finalmente, no pude usarla más. Cuando me presenté en el set de Intervention, estábamos en los pantanos de Savannah. Yo estaba como: “Ustedes pueden contratar a otra persona; está totalmente bien”.

Al momento en que se curó, tenías que empezar un entrenamiento físico intenso, suena horrible.
—¿Sabes que…? Me ayudó, porque interpreté a una mujer que está en el ejército EE. UU. y se graduó de la escuela Ranger. Es como, mira, si esta chica se graduó de la escuela Ranger, ella tiene que ser dura porque ella está en forma. Estas personas son así porque siempre están haciendo ejercicio. Para mí, hacer ejercicio es solo para mantenerme delgada. Ahora sé cómo mantener mis niveles de energía para sentirme mejor en general, de modo que puedo hacer un día de prensa durante 12 horas.

¿Se rebeló tu cuerpo una vez terminaste la película?
—Una vez que volví a Nueva York me dio bronquitis, entonces me dio la gripe, luego me dio algo así como faringitis estreptocócica. Fue como un gran “FU” a mi cuerpo. Mi cuerpo estaba como: “Nos diste duro durante tanto tiempo”, como una de esas cosas que, cuando finalmente te tomas un descanso, te enfermas, debido a que tu adrenalina ya no está bombeando en tu sistema. No sé científicamente lo que pasa, pero yo encuentro que una vez que por fin tengo una semana de descanso, es como: “No, estás enferma”.

Siendo esto Jack Reacher, la lucha y las acrobacias tienen esta calidad realista. Aun así, no puedo imaginar hacer mis propias acrobacias.
—Pues bien, lo harías, si has entrenado durante meses. Cuando haces ejercicios de deslizamiento una y otra y otra vez durante horas, dices: “Sí, puedes ver cómo lo hice” (Risas). Ya que lo hice todos los días durante dos meses.

Las mujeres en el servicio militar no siempre la tienen fácil, igual que las mujeres que trabajan en profesiones que tradicionalmente han sido “masculinas”. ¿Qué tipo de cosas aprendiste de las oficiales femeninas con quienes hablaste?
—Esto es solo de lo que he aprendido, pero parece tener mucho que ver con los oficiales que son tus superiores. Algunos de ellos tendrán un impacto positivo. Algunos tendrán un impacto negativo. Me encontré con una comandante militar que no tenía nada más que cosas positivas que decir. Dijo que siempre había sido apoyada. Ella siempre ha trabajado duro y fue recompensada por ello. También he visto documentales que son todo lo contrario.

Tienes esta capacidad de ser amable y divertida, pero aquí —y en la película indie de Andrew Bujalski Results—eres igualmente convincente como alguien que es difícil y a menudo está enojada. ¿Cómo crees que la gente vio este lado de ti?
—No tengo idea. Sinceramente, no sé cómo consigo estos papeles. Soy fácil con la gente, supongo. Me empecé a modelar a partir de una edad muy joven. Me pusieron en habitaciones con personas, muchas de los cuales no hablaban inglés, así que tenía que ser capaz de navegar a través de cualquier situación. Yo como que ya me conozco a mí misma en este momento. Pero no lo sé. Porque definitivamente no soy tan fuerte en la vida real.

No pareces muy amenazante.
—¡No lo soy! No me gusta la confrontación. La odio. Tengo un problema, incluso diciendo: “No me gusta eso”. Soy muy canadiense. Soy muy tolerante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo