Algarabía al inicio de las Fiestas de la Sanse

Este año, la esperada celebración se extenderá hasta el lunes con motivo de la conmutación de la sentencia del prisionero político Oscar López Rivera.

Por Lynet Santiago Túa
Algarabía al inicio de las Fiestas de la Sanse

A son del pegajoso estribillo “Voy subiendo, voy bajando” y canciones como “Qué bonita bandera” inició la cuadragésima séptima edición de las Fiestas de la Calle San Sebastián en el Viejo San Juan.

Poco después de las 5:00 de la tarde, frente a la escuela Abraham Lincoln, la alcaldesa capitalina Carmen Yulín Cruz efectuó el corte de cinta junto con una comparsa, gigantes estatuas escultóricas, como la del santo patrón San Sebastián, y los organizadores de las fiestas.

En un aparte con los medios, Cruz celebró la conmutación de la sentencia del prisionero político Oscar López Rivera, que podría ser liberado antes del 17 de mayo, y ya tiene trabajo en el Municipio de San Juan. Por ello la ejecutiva municipal extendió un día más de celebración hasta el lunes 23 de enero.

“Las fiestas les pertenecen a todas y todos los sanjuaneros, y, mientras yo sea alcaldesa, vamos a llevar la fiesta en paz”, dijo en referencia a las estrictas reglas de orden implementadas en esta edición.

Este año, la Asociación de Vecinos del Viejo San Juan (AVISAJ) dedicó las fiestas a la teatrera y educadora Maritza Pérez Otero, quien también acompañó a la ejecutiva municipal. Por otro lado, el Comité Organizador dedicó las fiestas al productor televisivo Luis Vigoreaux, hijo, quien recibiría el Premio San Sebastián 2017.

Luego del protocolo inicial, la alcaldesa procedió a hacer un recorrido por toda la emblemática calle San Sebastián hasta llegar a la Plaza del V Centenario junto con las cientos de personas que no quisieron perderse el jolgorio de las octavitas.

“A mí me encanta el revolú, me encantan las pleneras y ver a la gente feliz. Creo en los grupos, en la creación colectiva y en esta comunidad y quienes me representan y representan el trabajo que yo he podido hacer, un trabajo colectivo que nunca lo pudiera hacer sola, son las y los Jóvenes del 98”, comentó Pérez Otero, gestora del grupo Los Jóvenes del 98.

Como de costumbre, el ofrecimiento musical se distribuirá en cuatro tarimas situadas en la Plaza del V Centenario, Plaza Colón, La Barandilla y Plaza de Armas.

Además, cerca de 277 artesanos y 86 artistas plásticos exhiben sus propuestas en el Cuartel de Ballajá y en el salón Las Caballerizas, en donde los visitantes también pueden disfrutar de música típica.

Loading...
Revisa el siguiente artículo