Escaparate artístico y culinario urbano

Lote 23 es una plataforma culinaria y artística que cuenta con una tarima para presentaciones de música en vivo, cine al aire libre y espectáculos de teatro.

Por Lynet Santiago Túa
Escaparate artístico y culinario urbano

Como parte del resurgimiento cultural y comercial de Santurce nace Lote 23, un espacio abierto tipo placita, con unas cuatro terrazas integradas, que conjuga 16 estaciones con diversos ofrecimientos gastronómicos vanguardistas, establecidos en medio de plantas y coloridas obras de arte y murales.

La iniciativa de los gestores del proyecto, los hermanos Cristina y Fernando Sumaza, está enfocada no solo en incentivar el turismo en la zona, sino también convertiste en escaparate para talentos emergentes musicales y artistas plásticos del país.

Originalmente, los creadores buscaban espacios cerrados que pudieran rehabilitar en Santurce para desarrollar el concepto. Sin embargo, se interesaron por un lote vacío para poder integrar a artistas urbanos, según explicó Cristina Sumaza a Metro.

“Parte del concepto es hacer eventos relacionados con las artes plásticas para permitirles a los artistas que tengan visibilidad. Acabamos de abrir, pero ya estamos inventando para hacer actividades de live painting y exhibiciones de arte”, adelantó.

Entre los artistas que ya marcaron su espacio como parte del diseño original se destaca el muralista y diseñador creativo de Lote 23, Jonathan Ortiz, quien dedicó una obra al sonero mayor Ismael Rivera al fondo de la tarima.

Otros artistas plásticos que forman parte del proyecto son Bikismo, con sus “Cangrejeros de Santurce” en la entrada; Mia Pagán, con los “Girastones”, una fusión entre girasol y tostones, y Sofía Maldonado, Natalia Almonte, Susana Cacho, Javi Cintrón, Ernie Cabrero y Doble N.
“Existe una tendencia a nivel global de comer y disfrutar de escenarios artísticos en espacios abiertos y relajados”, consideró Sumaza, en referencia al modelo de negocio.

Por otro lado, el diseñador creativo Ortiz describió la cooperativa como “un ‘vente tú’ de artistas culinarios de primera”.

“Los artistas vienen a dejarlo todo con tal de enseñarle al público lo que están creando, porque no es solamente comida, sino lo que está detrás. Cada propuesta es algo bien personal para cada uno de ellos. Esto es un espacio para que todos los artistas se puedan sentir cómodos y puedan desenvolverse en todas las facetas”, destacó.

En términos del diseño creativo, señaló que “queríamos que el diseño fuese bastante limpio y relax, pero al mismo tiempo bastante clásico, serio y bien organizado”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo