Rafael Antonio López Vigoreaux se portó bien

El niño espera que Santa cumpla sus deseos esta Navidad.

Por Lynet Santiago Túa
Rafael Antonio López Vigoreaux se portó bien

Rafael Antonio López Vigoreaux, hijo del periodista Rafael Lenín López y Priscilla Vigoreaux, compartió con Metro sus deseos para esta Navidad.

El jovencito de 10 años le pidió a Santa Claus un juego de Xbox One y un Apple Watch.

“También le pedí unas pulseras de gomita que quiero que no las venden en Puerto Rico. Santa va a tener que buscarlas por Internet. También le pedí unos patines”, explicó el niño, quien asegura que se portó bien todo el año.

Al preguntarle si tiene una idea de por dónde llegará Santa, sin titubear respondió que nunca ha pensado en eso.

“Me acuesto tarde en la Nochebuena. Me voy a dormir dependiendo de por dónde esté llegando”, narró con ese brillo en los ojos que produce la magia de la Navidad.

Rafa, como cariñosamente le llama su familia, cuenta que le deja galletitas con leche a Santa y de vez en cuando zanahorias para los venados.

En su tiempo libre, dijo que le gusta “hablar con mis amigos, jugar y pasar tiempo con mis papás y mi hermana Lena”.

Mientras que a su hermanita Lena Priscilla, de tres años, la describió como “una niña bien buena y bien simpática con las personas”.

“A mí me gusta ayudar para que ella se duerma. Le pongo la tele y me quedo con ella un ratito para se duerma. A ella le gusta jugar conmigo y hacer rompecabezas. También le gusta comer en la mesa al mismo tiempo que yo como”, relató con ternura.

Rafa todavía no está seguro de lo que quiere ser cuando sea grande. “No estoy seguro todavía, pero me gusta la actuación y la música”, expresó el niño, que toca la guitarra.

Sus materias preferidas son matemáticas, ciencias y estudios sociales.

Pedro Capó, Daddy Yankee y Enrique Iglesias son sus artistas favoritos.

“A mí me gusta cómo canta Pedro Capó y mis papás lo llamaron y llegó de sorpresa a mi cumpleaños”, recordó.

Respecto a las tareas del hogar, mencionó que “de vez en cuando tengo que hacer mi cama y guardar la ropa”.

Su sitio favorito para visitar en la isla es el campamento de los Boy Scouts en Quebradillas.

“Me gusta ir también a muchos malls y a Guajataca, porque no hay mucha tecnología. Uno la pasa bien porque se aprende muchas cosas como hacer una fogata y aprender a cocinar”.

De sus viajes familiares favoritos, recordó “el viaje a Rusia, que es superlindo y bien grande. He ido a Roma, Florencia y Capri, que son también bien lindos. También fui a Washington con los Boy Scouts”.

Su comida preferida es “las papas majadas y el arroz y las habichuelas que hace mi mamá. Me gusta también la carne molida y las pizzas. Me gustan las cosas sencillas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo