Raphael: "Los grandes tímidos somos los grandes audaces"

Raphael, quien comenzó a cantar a los cuatro años en el coro de una iglesia y comenzó su carrera profesional en 1962, se considera un vanguardista y se describe como una persona apacible, de buen humor y sencilla.

Raphael:

MIAMI – Lleva más de cinco décadas cantando y dice que “va para largo”. El ícono español Raphael acaba de lanzar un disco de canciones inéditas, está pensando protagonizar otra película en 2017 y trabaja en los detalles de una nueva gira de conciertos por España y Latinoamérica.

¿Retirarse? No, de eso no se habla.

“Es que yo disfruto así. Hay gente a la que le gusta ir a la playa y tumbarse al sol, y hay gente a la que nos gusta el escenario y cantar. Yo elegí esta vida y entonces la disfruto mucho”, expresó el cantante de éxitos como “Escándalo”, “Mi gran noche”, “Ave María” y “Yo soy aquel”.

Su disco “Infinitos bailes” incluye 14 nuevas canciones, cada una compuesta especialmente para él por autores contemporáneos como Enrique Bunbury, Pablo López, Rozalén, Paty Cantú, Mikel Izal, Dani Martín y Manuel Carrasco.

La idea de hacer un álbum con temas de tantos compositores diferentes surgió mientras estaba en un escenario, frente a miles de personas.

“Había tal cantidad de gente joven que intuí que había que poner un disco con el lenguaje que la gente joven hoy en día usa. No es igual las canciones de amor que se escribían antes, el lenguaje es diferente. Quizás son las mismas palabras, pero colocadas de diferente manera”, manifestó Raphael, poseedor de 330 discos de oro, 50 de platino y uno de uranio por las ventas de decenas de millones de discos.

En una entrevista con The Associated Press en un estudio de música de Miami, explicó que para concretar su proyecto le pidió a su hijo que escogiera a autores jóvenes y les dijera que tenían “tema libre”, que simplemente escribieran para él.

“Como llevo cinco generaciones y media, siempre he tenido gente joven. Eso se va acumulando y ahora mismo hay mucha gente joven que entra con mis canciones”, expresó sentado en un sillón de pana gris, vestido con chaqueta de jean azul y el cabello castaño lacio prolijamente arreglado.

“Entonces era el momento ideal para cantar un disco tan pegadizo, con tanta fuerza, que es como a la gente le gusta hoy en día la música”, dijo el artista, que tiene más de 15 millones de seguidores en Facebook.

Raphael, quien comenzó a cantar a los cuatro años en el coro de una iglesia y comenzó su carrera profesional en 1962, se considera un vanguardista y se describe como una persona apacible, de buen humor y sencilla.

“Sin darme cuenta, pero siempre lo fui, y sigo en el mismo tren”, respondió cuando la AP le preguntó si se consideraba adelantado para su tiempo.

“Soy una persona muy atrevida, muy echado para delante, muy tímido. Los grandes tímidos somos los grandes audaces. Nos atrevemos con cosas que otras personas más brillantes no se atreven porque sopesan más si está bien o no está bien”, manifestó, y ofreció como ejemplo su audacia de hacer durante un año y medio un concierto con una banda sinfónica en momentos en que nadie imaginaba que podría ser exitoso.

Aunque las canciones de su nuevo álbum han sido compuestas por otros artistas, Raphael es el único que las canta.

“Qué manía tenéis con los duetos!”, exclamó al ser consultado por qué no había incluido ninguno en su nuevo disco, y se justificó diciendo que tuvo 28 duetos en su álbum “50 años después”, del 2009.

“Quedé un poquito saturado de tanto dueto”, señaló.

Ha cantado con figuras como Charles Aznavour, Tom Jones, Albert Hammond, Paul Anka y Julio Iglesias, y aunque no figura entre sus prioridades, en algún momento le gustaría grabar con Enrique Iglesias “un dueto de esos que él hace tan efectistas”.

“¿Por qué no?”, se preguntó. “Eso ya depende de si a él le gusta la idea también”.

Ahora, después de llevar su concierto “Sinfónico” a Argentina, Chile y Perú, se entregará a partir de abril a la gira “Loco por cantar”, de su nuevo disco.

La gira comenzará por España en 2017 y llegará a Latinoamérica un año después.

De hablar pausado pero firme, Raphael dijo que en su carrera ha hecho todo lo que ha querido hacer, entre esas cosas volver al cine.

“Nunca me he quedado con las ganas de ‘ay, qué pena que no lo hice’. No. Al menos lo intenté”, manifestó.

Tras 44 años sin hacer cine, en 2016 regresó a la pantalla de la mano del director Alex de la Iglesia para protagonizar “Mi gran noche”, y el año próximo volverá a hacer una película, aunque no quiso dar detalles.

Sobre su éxito dijo que se limita a hacer lo que le gusta “y da la casualidad que hay mucha gente a la que le gusta”.

“Yo salgo y el milagro se produce”, aseguró.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo