Stephen Lang: “Al final vas a tomar un salto de fe”

El actor de 64 años nos habló sobre los retos de filmar una película a oscuras, su primera experiencia en Hollywood y el estatus de las secuelas de Avatar, en las que interpretará al coronel Miles Quaritch nuevamente

Por Orlando Maldonado/ Movie Network
“Cualquier actor debe ser libre de interpretar cualquier rol, pero la realidad es que existen personas que están limitadas por alguna discapacidad”- Stephen Lang, actor

Para el actor estadounidense perder más del 60 % de visibilidad no fue la parte más difícil de interpretar a su personaje en Don’t Breathe, la nueva película de terror y suspenso del director uruguayo Fede Álvarez. Dice que lo más difícil fue tratar de habitar la mente de su personaje, un veterano ciego que debe proteger su hogar de un trío de delincuentes que intentan robarlo, pero que también guarda uno que otro secreto en el clóset.

¿Cómo te preparaste para interpretar a un hombre ciego? ¿Caminabas por tu casa con los ojos vendados?

—Como un día o dos después de haber aceptado el rol, estaba en mi casa en Nueva York y se me ocurrió hacer algo para ver cuán bien lo conocía, así que me vendé los ojos. Primeros intenté hacerlo con los ojos cerrados, pero me cansaba rápido. Me puse a explorar mi apartamento y resulta que no lo conocía tan bien como pensaba. Ahí fue que descubrí que sería cuestión de conocer mis alrededores. Mi relación más importante en esta película es con la casa. Ese para mí es el punto de entrada, la manera correcta de entrar en el personaje. También está el aspecto mecánico. Todo lo que haces es un ejercicio de construcción de confianza, porque al final vas a tomar un salto de fe. Cuando el director grita: “Acción”, soy ciego. Pero también tenía un arma secreta en Fede Álvarez, quien siempre estaba ahí mirando a través del lente para darme instrucciones. Yo puedo sentir que soy ciego y que lo estoy haciendo bien, pero no puedo verlo. Él sí podía verlo y me podía manipular de cierta manera para lograr “vender” mi ceguera. La otra parte de la respuesta es que siempre traté de hacer un acercamiento respetuoso, pues existe un debate muy legítimo sobre quién debería interpretar ciertos papeles. Mi opinión es que cualquier actor debe ser libre de interpretar cualquier rol, pero la realidad es que existen personas que están limitadas por alguna discapacidad.

¿Los lentes lo hicieron más retante?

—Los lentes contribuyeron a la ceguera, pues me quitaban al menos un 60% de visión. Además, la mayoría del tiempo filmábamos en lugares oscuros que también inhiben la visión. De cierta manera, me estaban facilitando un poco el trabajo. ¿Incómodos? Sí, de vez en cuando podían secarse, pero, cuando se trata del nivel de incomodidad que puedes sentir durante la filmación de una película, los lentes no están en la lista. Otros aspectos sobre la película fueron más fuertes. Es un lugar difícil de habitar, esta mentalidad en particular o abismo al que este tipo se enfrenta.

En la película se habla sobre el suenõ californiano. ¿Cuál es tu opinión sobre California?
—California siempre ha representado ese sueño. La gente ha emigrado hacia el oeste desde que el país fue fundado. Yo me monté en un automóvil en 1971, manejé hasta acá y me metí en un accidente. No fue mi culpa. Un automóvil trató de cruzarme por la derecha y comenzó a dar vueltas. Salí corriendo del auto para ver si el tipo estaba muerto, nos preguntó si había llegado la policía y me dio un bolso lleno de marihuana que luego tiré al agua. Entonces el tipo se fue, pero iba tan lento que la policía lo alcanzó y lo trajeron de vuelta. Años después supe que se trataba de una estrella de cine, pero no voy a decir quién fue. Esa fue mi primera aventura en Hollywood y no regresé hasta muchos años después.

Sobre las secuelas de Avatar, ¿cuándo comienzan a filmar?
—Ahora mismo todo está fluyendo muy bien y esperamos comenzar a filmar todos los días a partir del año nuevo. He leído al menos el 75 % de la épica completa y podría expresar algo con elocuencia sobre las películas, pero no tendría sentido alguno. No puedo decir mucho fuera de que la escala de la historia es enorme. Verán a Pandora en todo su esplendor, y creo que es una para la historia. Es cine verdaderamente maravilloso.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo