Kimiko Glenn: "Es difícil verme a mí misma"

La actriz de origen asiático que interpreta al personaje Brook Soso habla sobre la impactante cuarta temporada de Orange is the New Black.

Por Rachel Raczka

La cuarta temporada de Orange is the New Black se estrenó, y no sería totalmente fuera de línea para nosotros suponer que ya tal vez has visto rabiosamente todos los 13 episodios.

Si ya lo hiciste (y ya estás recorriendo la web para encontrar adelantos de la quinta temporada), no te preocupes, porque conversamos con la actriz Kimiko Glenn, quien interpreta a la ecologista, habladora, Brook Soso, sobre su papel vital en el impactante final. En realidad, ¡es broma! “¡Ni siquiera quiero aludir sobre ello!”, dice. “Nadie sabía hasta que lo leímos  [el guion] y pensé: ‘Esto no es real’”.
Pero lo que es real es la vida que Glenn le da a Soso en la cuarta temporada. Desde que se introdujo su personaje en la segunda temporada, los fans solo la habían conocido por ser la hippie media asiática que vivió una vez en un árbol condenado (y que fue detenida posteriormente) y ahora vive en Litchfield, donde ella todavía tiene que encontrar su propio grupo de amigas en la prisión racialmente dividida.
Después de un intento fallido de suicidio al final de la tercera temporada, iniciamos a la cuarta con la floreciente amistad que va para romance entre Soso con su compañera de cárcel Poussey (Samira Wiley).

¿Cómo es para ti como actriz saber que al día siguiente de que se estrene tu nueva temporada personas ya podrían haberla visto entera?
—Bueno, es una locura porque ha sido menos explosivo este año que otras veces. Creo que, porque ya estamos en la cuarta temporada, los fanáticos siguen comportándose así, pero una gran cantidad de personas lo están disfrutando de episodio en episodio ahora. En el pasado, fue como un disparo, donde todo el mundo ya había visto el programa completo al día siguiente y ya estaban preguntando acerca de la nueva temporada. Ha sido lento y constante en esta ocasión. Es agradable.

Finalmente obtenemos un episodio con una historia del pasado de Soso. ¿Te emocionaste cuando te enteraste?
—Tenía curiosidad por saber más sobre el personaje, y cada vez que obtienes más material sobre un personaje es emocionante porque es otra clave para saber quiénes son. Con la televisión, las posibilidades son infinitas y luego está el hecho de que aún no sabemos específicamente lo que ha hecho [para ir a la cárcel]. Eso es emocionante también.

¿Cuánto sabías sobre el pasado de Soso cuando recién empezaste?
—Lo mismo que todos los demás. Fue un proceso rápido cuando me eligieron porque hice la prueba por la mañana y al mediodía del día siguiente me dijeron que tenía que estar en el set a las 6 a. m. de la mañana siguiente. Era la segunda temporada, y algunas de las otras mujeres habían visitado cárceles y cosas por el estilo, pero yo no tuve el lujo del tiempo. Y hasta de informar mi personaje porque me sumergí dentro de esta experiencia totalmente insegura de qué esperar.

No das la impresión de que ella iba a terminar en prisión después del capítulo de su historia del pasado.
—No, me sorprendió que me hubiesen elegido. Soy tan escuálida y no doy miedo en absoluto, pero creo que querían la energía y el misterio de “¿quién es esta chica y qué habrá hecho?”.

Está el tema de esta temporada de personajes descubriendo sus propias tendencias racistas y Soso fue una de las más sorprendentes cuando hace suposiciones acerca de la crianza de Poussey.
—Quedé un poco sorprendida de que ella fuera tan insensible como lo fue en esa situación. Ella es tan educada y socialmente consciente sobre ese tipo de cosas, así que me sorprendió que se dejara hablar. Pero, entonces, no importa quién eres o qué nivel de educación has tenido, podrías tener algún prejuicio a causa de tus padres o de las circunstancias que viviste cuando eras niño. Yo simplemente quedé sorprendida de que ella lo hiciera tan abiertamente. Pero también mostró su crecimiento como un personaje que admite que ella está mal y que está dispuesta a ser mejor.

Hablemos del romance de Poussey y Soso. Ella te encuentra al final de la tercera temporada después del intento de suicidio de Soso.
—Honestamente, no hay nadie mejor para tener una escena o trabajar o ser capaz de besar que Samira Wiley. Ella es tan atractiva y adorable y divertida para actuar con ella. Y, egoístamente, para mí, durante las dos últimas temporadas no tuve una pareja de escena apropiada —alguien que me escuchara, respondiera y respetara lo que dijera como Brook—, y eso puede ser un poco difícil al actuar. Fue un cambio de juego para mí; me sentí liberada. Mi personaje empieza a sonreír y sentirse amada, y eso no se vio en las últimas dos temporadas.

¿Ya viste la temporada?
—No puedo verlo compulsivamente. Es realmente difícil verme a mí misma. Si alguna vez has visto un video de ti mismo, sabes lo que quiero decir. Puedo ver dos o tres episodios a la vez, pero estoy haciendo un show en Broadway ahora, que es tan diferente a Orange que es difícil de hacerlos compatibles. He visto hasta el episodio tres.

Hablando de eso, estás llenando el papel icónico de la difunta Adrienne Shelly en Waitress en Broadway. ¿Hay alguna presión especial al interpretar ese personaje, sabiendo que ella escribió y dirigió la versión cinematográfica de la historia?
—Ha sido un soplo de aire fresco. Pensé en ponerme mucha presión sobre mí misma en un primer momento, pero también quería darle nueva vida a la causa de Adrienne. Creo que he encontrado algo muy bonito y espero que esté orgullosa. Mucha de su familia ha llegado [al espectáculo] y me han dicho que le había gustado lo que he hecho, y eso significa mucho para mí. Volver al teatro ha sido increíble. Se siente como un hogar para mí. Rachel Raczka / MWN

Loading...
Revisa el siguiente artículo