Wilkins el "James Bond latino"

Por Lynet Santiago Túa @lynetonline

A sus 63 años, el cantautor mayagüezano se ha convertido en ícono de la música y con su estilo único
no conoce fecha de expiración, acaparando la admiración de seguidores de todas las generaciones.

Sus intensas vivencias, aplausos, glorias y momentos que han marcado su camino, entre otros tópicos, formarán parte de un libro autobiográfico que entregará para el 2017.

De este y otros proyectos conversamos con el renombrado artista residente permanente del Centro de Bellas Artes de Santurce.

¿Vive Wilkins a plenitud? ¿Cómo describes tu actualidad?

—Hoy día soy el resumen de muchas cosas. Soy ese hombre maduro que sigue volando y que sigue dependiendo de la inspiración y del amor de una mujer,  en mi caso, mi esposa, Patricia. 

¿Cuál es la fórmula para mantenerse vigente y admirado por varias generaciones?

—Parece que es el estilo que he venido cultivando, comenzando por esa balada rock-mántica, pasando por las cortavenas, teatro, de imaginarme en una silla a esa mujer, de poder necesitar una balada con más ritmo y de experimentar con el rock por muchos años y canciones de fe. Entonces, sin darte cuenta, vas pasando por varios estilos, como la música folclórica, que me ha tocado escribirla y, después, cantarla. El tener la oportunidad de ser compositor también me abre una vertiente muy amplia, y todos esos rompecabezas van llegando a la gente en distintos momentos y a distintas edades.

Muchos artistas, por su madurez, no pueden apelar a las nuevas generaciones, y la industria musical está cambiando, y hoy día buscan jóvenes llenos de tatuajes que vendan la moda, lo del momento.

¿Cómo describes tu evolución musical?

—Cada vez que saco un disco no estoy amarrado ni recordando lo que pasó. Uno tiene que situarse en el hoy y jugárselo otra vez. Ya van 49 discos, y cada uno de ellos ha sido un riesgo y una aventura. 

¿Planificas algún material discográfico nuevo?

—Ya estoy grabando un nuevo disco, que es una real aventura, porque la musa me está dictando cosas muy distintas, que no tienen nada ver con mucho de lo que está pasando en la radio hoy día. A lo mejor me estoy plantando muy atrás o bien en mi sitio dentro de lo que yo he vivido y lo estoy traduciendo en música. Espero que el año que viene vea la luz.

¿Por qué te autodenominas el James Bond latino?

—Así me describieron las mujeres (en las redes sociales) al divulgar mi reportaje en la revista Náutica que presenta a un hombre que está viviendo la etapa que le corresponde por mi madurez y edad, con las canas que se asoman, por lo que soy. La revista presenta el hombre que sostiene a Wilkins, al artista, al hombre y al amigo.    

¿Cómo se titula la autobiografía y cómo la describes?

—Entre las cosas que estoy preparando para el año viene, este libro incluye todo lo que me ha tocado vivir en mis 48 años de carrera artística y en mi vida, como cantante, compositor, mis viajes, mi vida amorosa, mis pérdidas y todas las cosas que me gustan. Toda una historia, que está elaborando el gran escritor hondureño, el señor Sanabria, de un hombre que  le gusta lanzarse a saltar sin red.

Ando en una búsqueda desde chico y, en esta etapa de mi vida, puedo ver con claridad qué es lo que andaba buscando. No puedo revelarlo todo. Tienes que leer el libro.

Entre otros proyectos, ¿vas a lanzar otro vino?

—Siempre tengo vinos en mente y champán, que es lo que más me gusta hacer. Pero seguimos con los vinos Gualicho y la línea premium Traicionero, Sinvergüenza y Descarado.

¿Qué te gustaría decirle a tu público?

—La vida me ha dirigido a un nicho, donde la mujer lo agradece. Los hombres nos tenemos que atrever a ser más hombres que nunca y me refiero a poder sensibilizarnos ante la mujer, que es la razón de nuestra razón de ser.  Hoy en día estoy en un lugar que me siento muy feliz de ocupar. 

Wilkins figura en la portada de la más reciente edición de la revista Náutica.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo