Fallece periodista Marty Gerard Delfín

Por Aiola Virella @AiolaVirella

Junio, nunca has sido mi mes favorito, nunca he sabido por qué, ya que a todos pareces agradarle, pero este año te estás ganando esa apatía. En solo tres días me he sentado frente a este teclado para escribir obituarios de colegas, amigos, de gente buena. Luego de una larga batalla contra el cáncer, hoy falleció en la ciudad de Madrid el periodista Marty Gerard Delfín.

Natural de Texas, Marty Gerard Delfín trabajó en la década de los 90 y principios de los 2000 en el periódico The San Juan Star en Puerto Rico. Se destacó en la cobertura de temas duros como política, gobierno y corrupción. En una época convulsa para la prensa, Marty registró los eventos noticiosos de la Isla desde el Capitolio, La Fortaleza y el Tribunal Federal. En un momento dado, cuando el gobierno de turno cerraba el paso a la prensa y dificultaba la fiscalización, reclamó acceso a información mediante un remedio legal durante de los casos de corrupción pública que para esa década vivió el país. Formaba parte del Overseas Press Club y siempre fue una voz fuerte en el reclamo a la libertad de prensa.

Antes de llegar a Puerto Rico laboró en Venezuela y desde el 2005 se destacaba en cobertura de asuntos latinoamericanos para las publicaciones en inglés del periódico español El País.

Un periodista de mirada audaz y expresión precisa, se destacó como uno de los mejores en los países donde laboró. Nunca perdió su contacto con Puerto Rico donde le sobrevive un nutrido grupo de amigos.

Su amistad era incondicional. Desde que se trasladó a España, abrió las puertas de su hogar y hospitalidad a sus colegas boricuas que visitaban aquellas tierras en el viejo mundo. En mi caso fueron dos las visitas que le hice. Nos guiaba por las calles y lugares madrileños frecuentados por los comunicadores de esa ciudad para hacernos sentir cual periodista local. No faltaba la libreta de apuntes periodísticos del País, esa misma que luego llenaba acá de notas en el ejercicio periodístico caribeño y luego guardaba como recuerdo de una gran amistad llena de respeto profesional. Una paella hecha en casa no podía faltar en esas visitas a su apartamento. Lo mejor de la jornada eran las conversaciones de sobre mesa para ponernos al día en todo sobre figuras públicas, periodismo y amigos. Su querido Antonelo era el cómplice perfecto para que las jornadas se sintieran interminables y quedaran en la memoria como si hubiesen pasado ayer. No puedo dejar fuera de esta nota obituaria los recuerdos del caminar por las calles con su rescatado puertorrican sato Toby… Eso era toda una experiencia única.

Dicen que lo único seguro que tenemos en la vida es la muerte. Todos vamos a morir, pero amigo, da coraje cuando llega tan pronto. Marty falleció hoy, a sus 54 años. Descansa en paz en ese plano eterno, mientras acá, solo espero que junio terminé ya.

Loading...
Revisa el siguiente artículo