Patricia Corcino: “A mí lo que me faltó fue la corona”

La modelo y empresaria aseguró que ya tiene trabajo y se verá para largo en la pantalla chica

Por Lynet Santiago Túa @lynetonline

La puertorriqueña Patricia Corcino manifestó sentirse satisfecha con su desempeño en Nuestra Belleza Latina VIP de Univisión, al afirmar que no se arrepiente de haberse separado de su hijo para ir tras su sueño.

“Me encantó la experiencia. Siento que la aproveché más que en el 2011 y los retos fueron bien diferentes. Una puede ir preparada a ciertas cosas, pero jamás te imaginas lo que vas a hacer”, compartió de su experiencia, quien formó parte del espacio en el año 2011, resultando sexta finalista.

Uno de los retos más fuertes que enfrentó fue el reto de condición física. “Fue uno de los retos más fuertes porque me tocó escalar más treinta pies de altura. Jamás pensé que nos pondrían a hacer eso. Cuando me tiraron de la cuerda y tenía que posar…”, recordó.

“Pero me gustó mucho la experiencia. Estaba enfocaba en que quería brillar pero quería ser como principiante para poder agarrar y aprovechar todo lo nuevo que me enseñara cada profesor. Decidí dejar a un lado toda la experiencia y el conocimiento que tenía para agarrar este otro conocimiento de otras personas de otros países y otras culturas”, señaló.

También explicó que “me gusta mucho la parte de producción y quise aprender de todo un poco”.

De otra parte, consideró que su pequeño Maxximo Rivera, fruto de su amor con su compañero Omar Rivera, se robó el show en una de las galas, al asegurar que no le extrañaría que el niño sintiera inclinación por trabajar en la industria del entretenimiento ya que su papá también maneja artistas.

“Él es un niño feliz, que le gusta compartir y no le teme a las cámaras. Digo que está hecho para el espectáculo. Voy a esperar que me lo diga, pero ya se ve. Donde quiera que ve música allá se va o se trepa en la tarima”, comentó la orgullosa madre.

“Me siento una mamá feliz y orgullosa de mi hijo. Me fui de su lado unos tres meses para cumplir mis sueños pero sin dejar a un lado mi responsabilidad como mamá, como ‘mamá presente’, siempre al pendiente de sus cuidados y crianza”, expuso.

De hecho ese sentimiento lo describe como lo más difícil que le tocó lidiar durante la competencia.

“Hay dos trending moment en NBL y uno es cuando Setareh Khatibi interpretó el Pollito Pío, y el segundo, es la llegada del hijo de Patricia Corcino. Tengo que decirlo con mucho orgullo”, apuntó emocionada.

“Pero me siento satisfecha de haber tomado la decisión de participar y no desistir de la idea de ir a competir. Tomé la decisión que tenía que tomar para sentirme completa”, declaró.

De otra parte, descartó volver a participar en una tercera oportunidad porque “lo que  pude haber hecho en otro momento, lo hice esta vez. A mí lo que me faltó fue la corona. La evaluación más alta lo dice todo y no me hace falta el titulo para que lo confirme. Estoy muy complacida con mi trabajo, tengo los frutos y ya tengo mi trabajo. Ahora estoy enfocada en mi carrera y en todo lo que voy a estar haciendo”.

“Estoy evaluando varias ofertas que tengo desde que salí de la competencia. No había abandonado el estudio y ya tenía una oferta. Me inclino por el mundo del espectáculo y me voy a quedar haciendo eso. Tengo que aprovechar mi exposición y todo lo que logré”,  comunicó al reservarse los detalles de la propuesta.

Lo que sí confirmó es que “van a ver a Patricia por mucho tiempo en lo que tiene que ver en el mundo del espectáculo”,  al explicar que está dispuesta a trasladarse con su familia.

En tanto, prefirió no comentar de sus excompañeras y menos de su rival boricua Catherine Castro, quien todavía se encuentra en carrera.  

“Yo me siento muy satisfecha y que me sacaran por buena, deja mucho que decir. De eso me estoy agarrando. No quiero opinar por lo que hizo Catherine, más bien la comprendí. Le deseo éxito y ojalá que ella traiga la próxima corona para Puerto Rico”,   aseguró.

No se compara con las otras concursantes

“No me comparo con las otras chicas pero algo que me diferencia es que soy la única madre, y el hecho de ser mamá, para mí el camino se tornó mucho más difícil, porque estás aislada totalmente y tienes que trabajar con la parte psicológica. No poder controlar las emociones, es lo más difícil”, sentenció.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo