Museo de Arte ofrece visita gratuita a obras de Oller

Se trata de una iniciativa con la que la pinacoteca sanjuanera quiere celebrar el cierre de la exposición "El impresionismo y el Caribe: Francisco Oller y su mundo transatlántico".

Por EFE @EFEnoticias

Las obras de Francisco Oller (1833-1917), uno de los pintores más destacados de la historia del arte de Puerto Rico, junto a las de grandes figuras del impresionismo como Claude Monet o Paul Cézanne son mostradas gratuitamente este fin de semana por el Museo de Arte de la isla.

Se trata de una iniciativa con la que la pinacoteca sanjuanera quiere celebrar el cierre de la exposición “El impresionismo y el Caribe: Francisco Oller y su mundo transatlántico”.

Esta exposición, que abrió sus puertas el pasado 30 de enero y que durante este fin de semana se podrá visitar gratuitamente, muestra más de ochenta obras de arte de Francisco Oller, Gustave Courbet, Paul Cézanne, Claude Monet, Jean-François Millet o Camille Pissarro, entre otros, la mayoría de ellas en manos privadas.

Con esta exposición, el Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR) quiso mostrar una reflexión sobre el impresionismo en el Caribe y el trabajo de Oller, que es el único artista puertorriqueño que tuvo una presencia destacada en el desarrollo de este movimiento artístico del siglo XIX.

Formado como artista entre España y Francia, Oller es considerado el pintor más importante del siglo XIX en Puerto Rico. En Madrid estudió bajo la tutela del pintor Federico Madrazo y en París, con Thomas Couture y Gustave Courbet.

“La exposición muestra el proceso de intercambio y descubrimiento entre Europa y el Caribe” vivido por Oller a través de sus viajes y experiencias a ambos lados del Atlántico, según explica el MAPR.

Organizada por el Brooklyn Museum of Art en Nueva York y expuesta además en el Blanton Museum of Art de Texas, la muestra está ubicada en la sala Miguel Antonio Ferrer del cuarto piso del museo, antiguo hospital municipal en San Juan, donde Oller murió en 1917.

Su concepto fue elaborado por Richard Aste, comisario de arte europeo del Brooklyn Museum, y Edward J. Sullivan, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Nueva York.

Según Aste, esta es la primera exhibición que muestra a Oller en un contexto transatlántico, en momentos en que el Caribe era un centro de intercambio “dinámico” entre artistas de Europa y las Américas.

Oller, cuya obra maestra es el popular cuadro de “El Velorio”, es producto de ese encuentro del viejo y nuevo mundo y en esta exhibición se muestran sus obras junto a la de sus amigos franceses Claude Monet y Cézanne y del danés Camille Pissarro, nacido en la isla de Santo Tomás, entonces colonia danesa y considerado uno de los fundadores del impresionismo.

“Oller pintaba al aire libre (en Francia) al lado de Monet, Pissarro y Cézanne. Presentaba sus obras en el Salón de París, donde tuvo más éxito que Cézanne, a quien aceptaron solo una vez y él exhibió ahí cuatro veces”, destacó Aste en una pasada entrevista con Efe.

Durante su larga estadía en Europa, Oller absorbió y reconfiguró los estilos radicales del realismo con su enfoque democrático de los temas del día a día y del impresionismo, con su énfasis en las sensaciones de los efectos de la luz y la atmósfera espontáneos y monumentales, según explica Sullivan en una introducción a la muestra.

El estilo de Oller fue una combinación de diferentes ideas, que aplicó a su trabajo a su regreso a Puerto Rico, en las que representó las injusticias en la isla bajo el imperio español para llamar la atención como en “El velorio”, del que dijo “es el objeto de todo mi amor como artista”, y que hizo para mostrar en París en 1895.

Entre las obras de sus primeros años hay varios paisajes de Puerto Rico, y de la influencia en España, donde llegó a ser pintor de la corte de Amadeo de Saboya (1870-1873), se muestra “La batalla de Treviño” o “Torera sobre un caballo”, entre otros, así como obras de su maestro Mariano Fortuny y otros españoles.

De su temporada en Francia, “Paisaje francés”, “Paul Cézanne pintando al aire libre” o “El estudiante”, entre otras que se exhiben junto a obras de Monet, Pissarro o el propio Cézanne.

De su producción final en su país, donde volvió a vivir de forma permanente en 1884 hay obras con influencia de las costumbres y tradiciones, así como de ingenios azucareros, entre ellas “Hacienda La Fortuna”, que le encomendó el negociante barcelonés José Gallart.

El español llevó la pieza a su hogar en España y permaneció en manos de la familia hasta que el Museo de Brooklyn la compró en una subasta en 2012 para integrarla a su colección permanente.

También destacan sus famosos bodegones, pinturas de intelectuales de la isla, así como de políticos tras el cambio de gobierno en 1898, en que Puerto Rico pasó a ser territorio de EE.UU. en 1898.

Loading...
Revisa el siguiente artículo