Pedro Orta estaría dispuesto a trabajar en cine porno

Pedro Orta no quiere gastar el dinero en mujeres, ni en porquerías

Por Lynet Santiago Túa @lynetonline

El exmodelo y bailarín exótico Pedro Orta no titubea al responder que estaría dispuesto a trabajar para la industria pornográfica si le ponen un “dinerito al frente”.

Aunque todavía no está claro cuál serían los próximos pasos tras resultar victorioso en el reality show Gran Hermano (Telemundo), de lo que sí está seguro es que no quiere desperdiciar el premio en metálico, como antes, “en mujeres, carros y porquerías”.

“En esta etapa de mi vida, pienso más en mis hijos que en mí. En mi juventud gasté mucho en carros, en jodedera y en mujeres. No voy hacer lo mismo. Ahora sí me cae un millón de dólares, entonces sí invento”, declaró a Metro.

“Si me invitan a una novela o a una peliculita de esas que hice en Gran Hermano, claro que estaría dispuesto. [Incluso porno, se le preguntó] Si hay un billetito y me ponen a Esperanza Gómez de actriz, quién dice que no a ese dulcecito”, respondió.

Su sueño era entrar a Gran Hermano y estaba seguro que daría lo mejor de sí para prevalecer hasta el final.

“Fui tras de un sueño y era entrar en el reality. Pasara lo que pasara, era bueno porque mi sueño era pasar el casting y lo viví. Ya cuando veo que van pasando los días dentro de la competencia, ahí es que comienzo a cambiar mi forma. Pensé, ‘no me voy a dejar joder de estos pendejos y vamos pa’ lante’. Cada nominación que me tocó, nominación que me daba más fuerzas y el público apoyando. Pensaba no hay quien me tumbe. Y mira esto”, recordó.

Considera que Rafael Caparroso fue su gasolina.

“Creo que yo era un monstruo allá dentro, porque muchas mujeres me dicen que me odian. Me dijeron que estaba muy cabrón. Pero yo estaba derechito hasta que entró Rafael en la competencia. Él me dio esa energía y ese aire”.

“Parece que la producción pensó que el hombre se nos está cayendo y meten a Rafa. Es como echarle gasolina al motor de un carro para que arranque otra vez. Ahí se descontroló todo otra vez y pasa lo que pasó con Maday Velázquez, de Maday brinco para Elizabeth y de Elizabeth pasó Yajayra “Yaya” García”, relató.

De su encierro de 92 días, asegura que aprendió “tolerancia y paciencia”.

“Es bien duro el encierro pero no puedes mostrar tus debilidades. Son muchas emociones”, reflexionó.

Todavía no ha podido sentarse a hablar con su familia.

“No he podido hacer nada todavía. Estoy loco de ver al nene (Dalner Aarón) y no he podido. Lo que sí le dije al viejo es ‘te lo dije que yo iba a ganar. Tu hijo es bravo’”, mientras su papá le respondió que eso era lo que tenía que hacer, poner el apellido Orta al frente.

Reconoce que Peter Hance fue un desastre

“Peter Hance fue una alegría y todo el mundo lo conoce así, pero quiero dejarlo atrás porque Peter Hance lo que ha hecho son desastres”, admitió el expolicía con humor.

De otra parte, reveló que pensó abandonar la competencia en el momento en que discutió con Carlos.

“No porque discutí con él quería irme sino por el regaño que me dieron frente a él. Tengo 42 años. Si me llaman al confesionario y me regañan, está bien, pero ya cuando te regañan al lado de un mamao de 26 años, son otros veinte pesos. Me salió el orgullo de hombre y por eso en la actividad, lo que estuve fue media hora. Ahí fue que me harte y dije que me quería ir porque estaba demonizado”, compartió.

Caliente con su novia 

El también entrenador personal confesó que habló con su novia Carmen Iris para cortar por lo sano antes de entrar al reality porque no sabía qué pasaría dentro de la casa.

Luego de tener intimidad con las participantes, su novia está bien molesta por sus acciones.

“Ella está bien molesta y hemos hablado bien poco por teléfono. Ella me dice que hablaríamos luego. Hasta el momento estoy solito. Hasta me quitó las llaves del apartamento”, en el que convivían juntos.

“Todo depende de ella ahora. La bola está en su cancha. Después que hablemos voy a respetar cualquier decisión que ella tome. Siempre la voy apoyar porque no voy a dejar de ser su amigo pase lo que pase”, comunicó.

Asimismo, aclaró que no está enamorado de Maday. “Eso no es cierto. Eso era un chiste”, dijo entre risas.

De otra parte, reveló por qué le decía “monja” a Elizabeth Prado.

“Elizabeth era como un huevo sin sal. Si tienes 35 años y sabes que vas a entrar un campo de guerra en el que sabes que pueden haber hombres que te gusten, ¿me vas hacer ese cuento de monja, de mojigata y santurrona?. ¡No! Por eso corte eso rápido. Eso fue debut y despedida”, explicó con picardía.

No dejará los gallos de pelea

“Eso es un deporte. Le digo a la gente que no me voy a jugar el dinero en gallos. Ya he botado tanto dinero en esta vida en casino y en porquerías, que no”, reiteró.

Parte del dinero lo quiere para garantizar los estudios de sus hijos.

Próximos pasos

“No sé cómo es esta historia y no sé lo que pase después de esto. Voy en el día a día. Te lo juro que estoy en el limbo y procesando todo esto”, puntualizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo