Actuará en dos filmes en P.R.

Agenda. En medio de unos días de asueto, trabaja en otros dos proyectos actorales en Puerto Rico

Por Lynet Santiago Túa @lynetonline


Después del éxito de la serie televisiva Celia, otro gran proyecto que protagoniza Modesto Lacén es la serie La esclava blanca, producida por Caracol TV, que estrenará próximamente en Puerto Rico por Wapa TV.

“La esclava blanca es otro proyecto importante que me ofreció Colombia. Estuve ocho meses allá grabando en Cali, Santa Marta y en Bogotá. Es una historia que retrata lo que pasó en Santa Marta con la esclavitud.

Encarno a Tomás, que es el padre de crianza de esta niña blanca que se cría con los esclavos, aprendiendo de sus tradiciones, de su pasión y de ese espíritu guerrero de los negros. Pero, por la división social, la sacan de ese palenque y la envían a España.

Pero ella se enamoró y esa inquietud la hace regresar para reencontrarse con ese amor. Es una historia bien intensa, dinámica y de mucha acción.

El personaje que me ha tocado hacer, incluso es más difícil que Pedro Knight, porque ya tenía un referente de él, pero jamás se compara con la vida de Tomás.

Tomás es un esclavo de 1821 que está a punto de conseguir su libertad, y por vivir en otra época, pasa por situaciones muy duras. Pierde a su esposa, vuelve a ser esclavo, sufre por sus hijas. Es un hombre que se opacó y por sus experiencias nunca volvió a ser el mismo”, relató.  

Lacén asegura que esta serie de Caracol TV es la que más se ha vendido y en corto tiempo.
“La compraron sobre 21 países: Estados Unidos, Venezuela, Panamá, Chile, Polonia, Sudáfrica y se podrá ver también por Netflix. Estoy bien orgulloso de este proyecto y soy el único puertorriqueño representando lo que hacemos para que vean que no todo es malo ni todo es reguetón”.

Luego de unos días de asueto que compartirá con su familia y amigos, participará en otras dos producciones locales.

Una es el Sol de medianoche, protagonizada por Aris Mejías y Pedro Capó, quien es uno de sus grandes amigos.

“Está basada en una película local detectivesca de Edgardo Rodríguez Juliá. Tengo un personaje cortito pero bien sabroso”, precisó.

La otra es El chata, escrita y dirigida por Gustavo Ramos Perales.

“En esta película hago de un maleante que brega con las apuestas en el mundo del boxeo. Son dos personajes bien diferentes, pero me gusta mucho trabajar aquí y apostar a lo de aquí, a lo que nosotros tenemos que decir en el cine. Estoy bien entusiasmado con ambos proyectos y contento de estar aquí.

A mí me hace falta tocar base. Me hace falta estar en Puerto Rico, respirar nuestro aire, ver este sol y comer mi comida para continuar.

Estas vacaciones, entre comillas porque voy a trabajar, me vienen como anillo al dedo, porque ya era tiempo de regresar a casa”, afirmó entusiasmado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo