Boricua documenta desaparición de los 43 normalistas

Cine. Tito Román ya trabaja en la posproducción de un documental sobre los desaparecidos en Ayotzinapa

Por Karixia Ortiz Serrano
El dato
43

Los estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, México, cuyo caso se registra en el documental que trabaja el cineasta puertorriqueño Tito Román

En 2014, Tito Román viajó a México para asistir a los Juegos Centroamericanos. Sin embargo, antes de partir a Veracruz, visitó la capital mexicana y se topó aquel 20 de noviembre con una manifestación “histórica” en reclamo por los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa.

La calles atiborradas de reclamos por justicia que presenció Román despertaron su interés de capturar en video la marcha. Como cineasta y como alguien que se solidariza con las luchas sociales, consideró que la historia que capturaba con su cámara podía funcionar para un proyecto de más envergadura.

“Inicialmente, la idea que tenía era filmar para publicar en YouTube o subirlo a Facebook para que la gente se enterara de lo que estaba pasando. Pero, como fui testigo de una de las manifestaciones más grandes que ha habido en los últimos 20 años, ahí fue que me di cuenta de que el proyecto podía ser más extenso y por sí solo fue tomando forma”, explicó el cineasta graduado de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños, en Cuba.

Pero en esta jornada no está solo, pues el fotoperiodista mexicano Bernardo Torres, y Marcos Machado, un editor costarricense, pretenden dar a conocer en rincones internacionales lo que aún no tiene una clara explicación.

“Ya es un proyecto latinoamericano”, apuntó Román. Y es que, según explicó, Ayotzinapa en mí tiene la intención de contar una historia desde el punto de vista de la persona que “llega de afuera, se topa con la situación y trata de entenderla y de narrarla”.

“Es bien lamentable que desaparezca gente, 43 estudiantes, y no pase nada”, denunció, quien tiene como referencia fílmica su primer proyecto llamado El Antillano (2014). Es por esto que Román quiere que el largometraje “sirva de denuncia y de reflexión” sobre el suceso que se ha catalogado como una falta hacia los derechos humanos.

“Si no fuera por la solidaridad de otros países, quizás la lucha ya se hubiera apagado”, apuntó el artista, que trabaja en la posproducción de Ayotzinapa en mí, y, para culminarla y estrenarla en el segundo aniversario de las desapariciones, busca el apoyo de quienes apuesten a la causa en www.43enmi.com.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo