Sergio Ramírez: “Puerto Rico es una nación”

El abogado y escritor nicaragüense conversó con Metro sobre la relación entre la literatura y la política, la situación colonial de la isla y el discurso de Luis Rafael Sánchez

Por Carmin Quijano @LaCorrectoraPR

¿Puede la literatura adelantar causas políticas? ¿Tiene la capacidad de derrocar gobiernos?
—La literatura no. La literatura puede llegar a ser un instrumento de la lucha. La poesía puede ser catalizador de la palabra, y pasar de la palabra a la acción. Cuando se trata de un proceso transformador, los escritores pueden servir de voceros de una causa y ser escuchados con más fuerza de lo que sería un ciudadano común. Se dan casos, como es mi caso, en que un escritor sienta la necesidad de hablar en términos políticos, de un discurso crítico, una voz que trate de hablar en nombre de los demás.

El escritor Luis Rafael Sánchez mencionó en su discurso del martes que “todos los ríos de P. R. desembocan en el tema del estatus”. A pesar de que este tópico está presente en gran parte de la literatura boricua no ha provocado grandes cambios en nuestro estatus colonial. ¿A qué cree que se deba esto?
—En el caso de Luis Rafael Sánchez, es un escritor que se siente obligado a hablar en nombre de los demás, en nombre de esta identidad de los puertorriqueños. Si fuera puertorriqueño, mi discurso sería muy parecido, porque yo me siento un escritor con causa, con una causa que promover, como es el caso de Luis Rafael. Entonces, el tema de Puerto Rico, lo que él llama la puertorriqueñidad, es un tema que está allí. Eso nada tiene que ver con los votos que el Partido Independentista saque. Aquí hay una conciencia de que esta es una nación. Aquí yo oigo que se repite mucho la palabra patria. Si no viniera desde esta identidad, pues esa palabra vendría sobrando. Pero aquí hay una identidad propia. Cómo se inserta eso dentro de un proceso político electoral es una cosa muy diferente.

A veces a los propios puertorriqueños nos resulta difícil explicar nuestra relación con EE. UU. Incluso el propio nombre Estado Libre Asociado de Puerto Rico puede resultar confuso. ¿Cómo nos ven Nicaragua y Latinoamérica? ¿Como latinos o como estadounidenses?
—Pues estadounidenses sería lo que más lejos estaría de Puerto Rico. Alabama o Michigan son estados de Estados Unidos. Pero Puerto Rico es una nación latinoamericana, que se inserta en una determinada situación geopolítica. Pero su identidad es latinoamericana. Es decir, cada vez que yo aterrizo aquí yo siento que estoy en un territorio propio, en un territorio latinoamericano, no en un territorio anglosajón. Estoy oyendo mi música, estoy oyendo mi idioma, estoy hablando con mi gente. Entonces yo me siento parte de esa identidad compartida. Y en cualquier país latinoamericano esa es la misma percepción.

¿Se conoce la literatura y la cultura puertorriqueñas en Nicaragua?
—Puerto Rico forma parte de este aislamiento latinoamericano que vivimos entre los países latinoamericanos, y los escritores no se conocen mucho porque son leídos poco; los libros circulan poco dentro del territorio latinoamericano. Entonces, yo no puedo hablar por mí, porque, como escritor, yo estoy obligado a estar informado sobre quiénes son los escritores puertorriqueños. Pero, en general, creo que hay un desconocimiento mutuo de las literaturas latinoamericanas entre los países.

¿Qué cree que se pueda hacer para que las literaturas hispanoamericanas se conozcan?
—Eso depende de cómo circulen los libros. Los libros deberían circular más. Los escritores tienen que pasar por las grandes editoriales para que devuelvan sus libros a los mercados, pequeños, medianos y grandes de los países latinoamericanos. Entonces, este es un problema a resolver, pero lo importante es que los libros de autores latinoamericanos puedan circular más intensamente. Quizá ahora con los medios digitales eso pueda ayudar a facilitar que los libros circulen más fácilmente que los impresos en papel.

Loading...
Revisa el siguiente artículo