Anuncios de Super Bowl se distancian de temas polémicos

Los anunciantes del Super Bowl de este año se apegan a sus propios asuntos e intentan distanciarse de cualquier asunto polémico, desde la política hasta el movimiento contra el acoso sexual #MeToo (#AMiTambién) con pautas humorísticas que no sean ofensivas

Por AP

NUEVA YORK (AP) — El exastro del fútbol americano Peyton Manning lleva a una familia a Universal Parks & Resorts. El actor Chris Pratt se ejercita para ponerse en forma y promocionar la cerveza Michelob Ultra. El comediante Bill Hader toma un descanso en el set para comer papas fritas Pringles.

Los anunciantes del Super Bowl de este año se apegan a sus propios asuntos e intentan distanciarse de cualquier asunto polémico, desde la política hasta el movimiento contra el acoso sexual #MeToo (#AMiTambién) con pautas humorísticas que no sean ofensivas.

El objetivo es captar la atención de los más de 111 millones de telespectadores que se prevé que sintonicen el encuentro por el campeonato de fútbol americano entre los Eagles de Filadelfia y los Patriots de Nueva Inglaterra. Las pautas de 30 segundos tienen un valor superior a los 5 millones de dólares.

El año pasado, los anuncios que tocaron asuntos políticos fueron un fracaso, como el de 84 Lumber que tocó el tema migratorio. Además de que algunos piensan que las bajas audiencias en la reciente premiación de los Grammy se debió a que contuvo demasiados momentos políticos como la aparición de Hillary Clinton leyendo un extracto del libro “Fire and Fury” sobre el presidente Donald Trump.

La gente está de ánimo para “un espectáculo líbre de política”, dijo Kim Whitler, profesora de publicidad en la Universidad de Virginia.

Varios comerciales intentarán vender a través del humor y mediante el uso de celebridades, en su mayoría de sexo masculino. Por ejemplo, la fritura Doritos Blaze y el refresco Mountain Dew presentan pautas consecutivas de 30 segundos en las que aparecen los actores Morgan Freeman y Peter Dinklage en una batalla de rap.

En un comercial de Pringles, Bill Hader toma un bocadillo en el set y le inventa y distintos sabores. En otro de los anuncios, el actor Danny DeVito da vida a un M&M rojo que se convierte en persona después de pedir un deseo con un centavo.

Keanu Reeves pasea por el desierto en motocicleta para un comercial de Squarespace. El comediante Chris Elliott presenta aguacates mexicanos desde una cúpula, mientras que el protagonista de “Stranger Things” David Harbour aparece en un comercial del detergente Tide.

“Son anuncios ligeros y con buena intención”, dijo Whitler. “Van dirigidos al estado de ánimo del país”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo