Celebran en los Latin Grammy el éxito global de "Despacito"

El artista acudió al evento acompañado de su esposa Águeda López

Por EFE
Celebran en los Latin Grammy el éxito global de "Despacito"

Los artistas que desfilaron por la alfombra roja de la 18 edición de los Grammy Latino celebraron, en su mayoría, el éxito global de "Despacito", un tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee cuya repercusión, consideraron, abrirá nuevas puertas a la música en español.

"Me encanta que pasen estas cosas en la música latina porque nos permite al resto llegar a lugares del mundo donde antes no podíamos", dijo el colombiano Maluma a Efe.

"Obviamente, casi no me gusta tanto hoy que compite conmigo en varias categorías, pero ojalá éxitos así se sigan repitiendo", añadió.

Maluma parte como uno de los grandes favoritos en la gala, con un total de siete candidaturas.

"Es algo grandioso. Me siento muy agradecido y lleno de buenos sentimientos. Es una noche muy especial para la música latina y para mi carrera. Que sea lo que Dios quiera, pero me siento ganador en cualquier caso", indicó.

Para el puertorriqueño Eduardo Cabra (Visitante, de Calle 13), no cabe duda de que "Despacito" es "un fenómeno".

Cabra, que se hizo en la pregala con el trofeo al productor del año, explicó que le "gusta lo que ha pasado con esa canción y lo que ha logrado".

"No va en la línea musical que me cuadra, pero es un éxito que hay que estudiar con detenimiento", agregó.

Por su parte, la chilena Mon Laferte, la mujer con mayor número de nominaciones en la ceremonia de hoy (5), afirmó que "es muy buena canción, eso lo sabes porque suena y la bailas".

"Además", apuntó, "la cantan muy bonito".

Laferte, que dejó sus estudios de ópera para seguir el camino de su admirada Alanis Morisette, no se podía creer estar sobre la alfombra roja de los Grammy Latino.

"Vengo del mundo independiente, así que es una sensación rara, pero muy bonita", admitió.

Los colombianos Andrés Torres y Mauricio Rengifo, productores de "Despacito", son conscientes de que la canción "seguirá dando que hablar" una vez concluya la ceremonia de los Grammy Latino, y no descartan que quede en la memoria de la gente de la misma forma que la "Macarena" de Los del Río.

"Ojalá dure tanto. Lo que es seguro es que la canción es toda una declaración cultural que nos pone a los latinos muy visibles a nivel mundial", señaló Rengifo.

"Lo mejor", recalcó Torres, "es conseguir que más canciones latinas tengan este mismo efecto".

"Los éxitos globales latinos no han sido una constante y el reto para nosotros es que lo sea, que no se queden en una rareza. La música en español lo merece", manifestó Torres.

Sin embargo, no todos sobre la alfombra roja disfrutan con los pegadizos ritmos de "Despacito", la única canción en la historia que ha sobrepasado los 4.000 millones de reproducciones en el portal de videos YouTube.

"No es mi estilo. No entiendo su éxito. A mí me ha pillado muy mayor, aunque no diré a mis hijos que no oigan reguetón. Hay que ser tolerante y abierto, pero a mí no me transmite nada", reconoció el español Mikel Erentxun, nominado al mejor álbum de rock.

En esa misma línea se pronunció Leiva, cantante de Pereza.

"Nunca me pondría esa canción en ningún lado, pero cuando las canciones se cuelan por todas las rendijas del planeta es porque tienen algo. Ha conectado con la gente y merece mi respeto", declaró.

Aunque el rock ha perdido protagonismo en los últimos tiempos frente al vendaval de ritmos urbanos, los colombianos Diamante Eléctrico llegaron a la alfombra roja con una sonrisa clavada en su rostro tras ganar el mejor álbum de rock ("La gran oscilación") y la mejor canción de rock ("Déjala rodar"), premio compartido con Andrés Calamaro ("La noche").

"Es surrealista", dijo el cantante Juan Galeano. "Ganamos el primero, nos dimos media vuelta y ganamos el segundo empatados con Calamaro. Es un sueño hecho realidad", señaló.

Para la banda, emblema del rock alternativo latinoamericano, este triunfo les permitirá soñar "con metas más grandes", según Daniel Álvarez, guitarrista de la formación.
"Es nuestro tercer Grammy. El primero nos dio un espaldarazo y nos dio energía para seguir adelante. Ahora es tiempo de soñar con con el álbum del año", afirmó entre risas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo