"Inevitable" la quiebra económica de Puerto Rico

El director de la Cámara Nacional de Comercio Puertorriqueño (The National Puerto Rican Chamber of Commerce), opina que la crisis financiera local solo se podrá combatir con más deuda.

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

A juicio de Justin Vélez-Hagan, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Comercio Puertorriqueño (The National Puerto Rican Chamber of Commerce), el único remedio viable para combatir la deuda de Puerto Rico es mediante la financiación de la deuda con más deuda.

La postura de Vélez-Hagan se desprende de su artículo Default: Puerto Rico’s Inevitable Option publicado ayer en la revista Forbes.

En su publicación, Vélez-Hagan sostiene que debido al estado crítico del crédito de la Isla junto con la calificación negativa que han recibido los bonos locales, la quiebra de la Isla sería inevitable.

“Dado que no parece haber voluntad política para reformar la economía, en mi opinión, una especie de escenario de quiebra es inevitable (…) el gran retroceso será de todos los cientos de fondos de inversión que tienen los bonos de Puerto Rico”, destaca Vélez-Hagan.

Para esto, según el artículo, los políticos puertorriqueños tendrán que arriesgar sus puestos en las próximas elecciones debido a múltiples decisiones que tendrán que tomar y que no serán del agrado de los ciudadanos.

De igual manera, Vélez-Hagan menciona que una medida que se perfila inevitable es la privatización de agencias públicas como la Autoridad de Energía Eléctrica Puerto Rico (AEE), que podría ofrecer algún alivio económico, mejorar su administración y, por extensión, reducir de los altos precios de la energía en la Isla.

Y es que, según el también investigador de política económica en la Universidad de Maryland-Baltimore County, con $70 mil millones en deuda pendiente— estimando un 3 % de interés medio— casi $2.1 mil millones o más del 20 % del próximo presupuesto se destinarían a pagar la deuda.

Esto, ya que los bonos de Puerto Rico han caído tanto en precio que ahora se ofrecen por encima del 9 % en muchos casos, por lo que la refinanciación de deuda con vencimiento en estos niveles sería “paralizante”, según Vélez-Hagan.

“Si Puerto Rico se vio obligado a emitir una nueva deuda en un 9 % (…) esto comenzaría a comerse el 30, 40, o incluso el 50 % del presupuesto de la Isla”, sostiene.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo