Astros de Houston ponen en jaque a los Nacionales

El boricua Carlos Correa conectó un jonrón en la cuarta entrada del quinto juego

Por José Encarnación Martínez

Primero fue Yordan Álvarez, que se fue pa’ la calle con uno a bordo en la segunda entrada, y después vino Carlos Correa, para repetir la dosis en la cuarta. Ahí cogió forma el triunfo de los Astros de Houston, que terminaron ganándose a los Nacionales de Washington con pizarra 7-1 en el quinto juego de la Serie Mundial.

Por tercer día consecutivo el público sufrió en el Distrito de Columbia y ahora Houston está a ley de una victoria para coronarse en el Clásico de Otoño, mientras los fanáticos de los Yankees están viendo NBA.

Ups, no se encuentra el tuit. ¿Tal vez lo eliminaron?

Los Astros aprovecharon al máximo la baja del abridor Max Scherzer, quien no pudo lanzar anoche por dolencias y espasmos en su cuello y espalda. La novena tejana envió a la loma a su mejor lanzador, Gerrit Cole, y este respondió con siete entradas sólidas, en las que ponchó a nueve. Cole terminó la noche permitiendo una sola carrera, producto de un jonrón solitario de Juan Soto.

Y bueno, el resto se resume con números.

Luego de hacer 17 carreras en los primeros dos partidos en Houston, los Nacionales solo lograron hacer tres en 27 entradas en Washington. Los Astros, entretanto, explotaron sus maderos y de siete carreras anotadas en su parque, produjeron 19 en casa ajena.

El detalle de los corredores en posición de anotar

En los primeros dos juegos de la serie, en Houston, los Astros se combinaron para sostener promedio de .176 (3-17) con corredores en posición de anotar. Los Nacionales, mientras tanto, sacaron el bate para .333 (7-21). El resultado: dos victorias para Washington.

Sin embargo, en D.C. el panorama se invirtió. En el tercer y cuarto juego, por ejemplo, los Astros se encendieron bateando para .391 (9-23) con corredores en posición de anotar y los Nacionales se apagaron con .053 (1-19).

Anoche los Nacionales solo pusieron corredores en posición de anotar en dos ocasiones y dejaron a cuatro en circulación.

El martes los Astros pueden convertirse en el cuarto equipo en la historia que, bajo el formato 2-3-2, logra reponerse de dos derrotas en su parque en la Serie Mundial para virar la tortilla a su favor y coronarse en el mejor béisbol del mundo.

El boricua Martín Maldonado estuvo detrás del plato por Houston y terminó la noche de 3-1. El jonrón de Correa fue su único imparable de la noche en cuatro turnos.

Sepa que el ganador del quinto juego con la Serie Mundial empatada 2-2 se ha coronado en 29 de 43 ocasiones (67.4%). El último equipo que en ese contexto terminó perdiendo el Clásico de Otoño fueron los Rangers de Texas en el 2011.

Loading...
Revisa el siguiente artículo