Beltrán llegó a Borinquen: “vamos a ayudar a la juventud”

Acompañado por su esposa, el nuestro fue recibido por su familia en el aeropuerto Luis Muñoz Marín.

Por José Encarnación Martínez
Beltrán llegó a Borinquen: “vamos a ayudar a la juventud”

“Ya llegó, ya está aquí, llegó el astro boricua a la tierra del coquí…”.

Al son del repicar del pandero de plena uno de los más preciados hijos de Borinquen, Carlos Beltrán, fue recibido a su llegada esta tarde a la tierra que lo vio nacer. El nuestro se reencontró con los suyos a solo unos días de anunciar su retiro como jugador de Grandes Ligas y de gozarse su primer campeonato en la mejor liga de béisbol del mundo vistiendo los colores de los Astros de Houston.

Luego de 20 temporadas de cosechar un sinfín de éxitos y de multiplicar la gloria de la pelota nacional, Beltrán –un futuro Salón de la Fama– aseguró en un aparte con la prensa en el aeropuerto Luis Muñoz Marín que su retiro como jugador es el inicio de una etapa en la que la juventud y la niñez serán el objetivo principal. Beltrán está claro que en la coyuntura histórica que enfrenta Puerto Rico urge sobremanera una aportación social producto de figuras deportivas como él.

“Siempre le he dicho a los jóvenes que trabajen duro. Todo lo que hagan, háganlo de corazón. Que sean disciplinados. Eso es algo que los va ayudar a cumplir tus sueños. Estudien. El deporte es importante, pero los estudios te aseguran muchas cosas. Combinen los estudios con el deporte siempre. Yo sé que la juventud de mi país no está perdida; está desmotivada y ante eso vamos a trabajar duro”, conectó de línea el exmacetero de Manatí, ante la mirada atenta de sus sobrinos, hermanos, sus padres y su esposa, Jessica.

Según aseguró el boricua, el recibimiento fue una sorpresa. No obstante, reconoció sentirse sumamente humilde al escuchar lo que se habló sobre su persona. Y en esa línea, Osvaldo Gil, expresidente de la Federación de Béisbol y del Comité Olímpico de Puerto Rico, tuvo mucho que resaltar cuando se postró frente al podio. Entre muchas cosas, Gil afirmó que Beltrán es una figura humanista, cuyos valores como persona merecen igual o más reconocimiento que sus números a la hora de lanzarse a evaluar sus contribuciones.

“Carlos es un hombre especial. Como persona no lo han reconocido como se merece. Un atleta con todo y también un hombre con un compromiso indiscutible con la familia. Eso también es muy importante al momento de pensar a Carlos”, manifestó el veterano.

Por su parte, Beltrán –con la serenidad que lo caracteriza– se limitó a deleitar a los presentes con su humildad y don de gente.

“Si algo yo siempre tuve claro es que representar a Puerto Rico es un orgullo y hay que hacerlo bien. Como pelotero siento que lo dejé todo en el terreno de juego. A todos esos fanáticos que siempre estuvieron ahí: gracias. Gracias a mi familia. Gracias a Papi y mami, por criarnos de la mejor manera posible. Gracias a mi esposa, Jessica, por todo lo que hace y por sus sacrificios. Yo no tengo casi palabras. Siento un gran orgullo”, confesó el futuro inmortal del béisbol nacional.

Entretanto, el extoletero también aprovechó subrayar el hecho de que la decisión de retirarse no fue un capricho de ahora.

“Hace como tres años llevaba hablando esto con Jessica. Yo quería estar preparado para cuando llegara el momento. Extrañaba a mi familia, a mis hijos y al final del día es una decisión de la que me siento feliz. Me siento satisfecho con la decisión y espero que así se sienta la fanaticada a la que representé siempre con el corazón”, puntualizó ante preguntas de los medios.

Según su hermano mayor, Nino, Iván –como llaman a Carlos en la familia– llegó a su país para entregarse a su gente. El también expelotero, le comentó a Metro que en Manatí el barrio está deseoso de recibir por todo lo alto a quien describió como un “héroe”.

“El sábado vamos a celebrar. Lo vamos a celebrar como se merece: en familia y junto a la gente que lo quiere y que siempre estuvo pendiente de él”, sentenció Nino con lágrimas en sus ojos.

Finalmente, Beltrán indicó que es de suma importancia que los puertorriqueño sigan unidos ante la crisis y manteniendo la fe. Para el líder de los diamantes, “esa es la clave del éxito”.

¡Ah! Y que se sepa que el nuestro aseguró que, de ser exaltado al Salón de la Fama, lo hará con la gorra de Puerto Rico. ¡Que llegue el 2023!

Loading...
Revisa el siguiente artículo