Abiertos a soluciones económicas los Caciques

El préstamo de la liga permite que salden deudas que tengan con jugadores

Por Christian Fuentes

La operación de los Caciques de Humacao sigue en pie, pero el camino será empinado para terminar esta temporada. El Baloncesto Superior Nacional (BSN) y la Asociación de Jugadores de Baloncesto de Puerto Rico (AJBPR) dieron un préstamo de sobre $26,000 a la franquicia para ayudar en saldar las deudas que tiene con varios jugadores. La liga también llegó a un acuerdo de préstamos con el apoderado Daniel Maes para asegurar la quincena pasada. Ahora, el dueño y la franquicia se encuentra en constante carrera para buscar las ayudas necesarias para seguir operando.

“El dinero de auspiciadores que falta por llegar irá directamente a la liga. Si se llega a cambiar algún jugador y hay dinero involucrado, también va a la liga. Eso es para reponer el préstamo y garantizar parte de las quincenas por pagar”, explicó a Metro el apoderado Maes. “Estamos buscando si se puede lograr más auspicios y movimientos que pueda ayudar que el dinero de los jugadores esté seguro. En el último juego, entraron sobre 300 personas que tenían entradas de cortesía, así que buscamos vías alternativas para recaudar los fondos”, agregó.

El apoderado venezolano llegó al mando de los Caciques para la campaña 2016, un año después de que el equipo fue entregado a la liga y terminó con el peor récord en la historia del BSN con 2-42. Maes insiste que no entregará el equipo y que explorará toda opción para mantener el equipo.

“Estamos abiertos a escuchar cualquier alternativa para inyección de dinero. No estamos renunciando el equipo y solo buscamos soluciones”, sostuvo el apoderado.

Durante este proceso, se ha rumorado la posibilidad de que la franquicia se mude de pueblo. Se habló hasta de un grupo que le interesa mover la franquicia a Isabela, que carece de equipo de BSN desde la temporada 2011. Sin embargo, Maes lo descarta ahora mismo. “En este momento, no. Hablamos con un grupo que tenía interés, pero no se llegó a nada”.

Mientras tanto, los Caciques siguen en deudas con varios de sus jugadores y no pueden contratar refuerzos. Actualmente, se encuentran en una situación que involucra tener que cambiar a sus jugadores de nombre para buscar más flexibilidad financiera. “Hemos hablado con equipos para algún cambio. Seguimos con la misma plantilla”, concluyó el apoderado.

Los Caciques comenzaron con marca de 7-2 con Flor Meléndez al mando y todo se vio encaminado que llenarían las expectativas después de lograr marca de 18-18 en 2016 y entrar a la postemporada como el quinto lugar. Como existían deudas, no pudieron utilizar refuerzos. Desde ese entonces, Meléndez renunció y solamente han ganado un partido y tienen marca de 1-10 para empeorar a 8-12.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo