Adriana: "Mi año terminó de una manera increíble"

La tenismesista puertorriqueña culminó su 2016 con broche de oro al ganar el U.S. open a los 16 años

Por Christian Fuentes
Adriana:

Conocida por muchos como “la pequeña gigante de Puerto Rico”, Adriana Díaz regresó a la isla tras la victoria más grande de su carrera y cerrar un inolvidable 2016 para ella. La utuadeña, de 16 años, se estableció como la máxima atleta latinoamericana en el tenis de mesa y esa reputación se puso en piedra al ganar el U.S. open el pasado fin de semana.

“Estaba nerviosa pero sabía que podía ganar. Mantuve la calma y llevé la estrategia que había pensado. Cuando la última pelota venía por el medio que vi que ella se descolocó, ahí pensé que gané. Después de ese punto, estaba muy contenta”, dijo Díaz a Metro durante una conferencia de prensa que celebró sus logros en 2016.

Su ascenso en el tenis de mesa fue lo principal para Díaz en 2016. Aparte de las victorias que tuvo en diversos torneos este año, Díaz se convirtió en la primera tenismesista (junto con Brian Afanador) en la historia de Puerto Rico en participar en unos Juegos Olímpicos. Con eso ya hecho, cerró el año con ganar un torneo grande con tan solo 16 años.

“Mi año terminó de una manera increíble. Iba a Las Vegas para foguear y experimentar varios partidos. No sabía que iba a estar en la final del U.S. Open y mucho menos ganarlo”, comentó Díaz.

Ahora con las fiestas navideñas cerca, Díaz se tomará un receso para recargarse. Aun así, su padre y entrenador, Bladimir Díaz, se asegurará de que Adriana se mantenga activa para regresar a competencias en enero.

“El lunes esperamos estar de vuelta a la mesa. Será un descanso activo. Queremos mantener el toque y la condición física. Solamente tendremos una sesión al día en vez de dos”, explicó el entrenador. “Ya el 23 de enero, iremos al Centro Nacional de Japón y en febrero, esperamos ir al Suecia. También iremos a la liga de China, desde mayo hasta junio. En agosto, esperamos estar en el Pro Tour de Europa y a fin de año, estamos enfocados en el Campeonato Mundial Juvenil, donde esperamos terminar entre los mejores tres de ese evento”, agregó sobre la agenda de Adriana en 2017.

La participación de Adriana en los Juegos Olímpicos fue corta, pero la experiencia sirvió para saber manejar situaciones de presión y la vivencia adquirida la ayudó a tener mejor desempeño en la segunda mitad del año.

“Los Juegos Olímpicos me ayudaron mucho. Ya estaba preparada para lo que es el estilo de juego allí. En Río, jugué contra algunas que me enfrenté más tarde y eso me ayudó mucho en cuanto a experiencia”, comentó Díaz sobre su tiempo en Río 2016.

Su padre concuerda con ella. “El escenario de los Juegos Olímpicos es increíble. A pesar de que el U.S. Open es una competencia de mucha presión y público, ya habíamos vivido eso. Esa experiencia se va sumando y adquiriendo. Cada vez, los retos son mayores, pero ella ya ella lo ha vivido. Eso ayudó mucho”, sostuvo.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo