Los deportes profesionales son frecuentemente escaparates de diversos estilos masculinos. Muchos atletas tiene razones distintas para dejarse crecer la barba. En muchos casos, los atletas causan una impresión duradera con su vello facial.

  • James Harden

Cuando se menciona la palabra barba, el nombre de James Harden es uno de los primeros que llega a la mente. El hábil escolta (ahora armador) de los Rockets de Houston ya es sinónimo de vello facial. Desde que jugó en la NCAA con Arizona State, Harden se dejó crecer la barba y, a lo largo de los años, ha evolucionado. Ahora se conoce como The Beard.

  • Medias Rojas de 2013

Cada año, equipos de distintos deportes se dejan crecer las barbas durante la postemporada como muestra de unión. En años recientes, ningún equipo se lo vivió como los Medias Rojas de Boston en 2013. Con muchos de sus jugadores totalmente barbudos, el equipo logró ganar la Serie Mundial.

screen-shot-2016-11-22-at-3-04-40-pm

  • Jake Arrieta

Los pasados dos años que ha tenido el lanzador de los Cachorros de Chicago Jake Arrieta han sido brillantes: Cy Young en 2015 y ganar la Serie Mundial en 2016. La constante dentro de todo eso es su barba. No se la dejó crecer totalmente, pero se la mantuvo lo suficientemente larga para impresionar. Parece que su meta era ganar la Serie Mundial con su barba, ya que, dos días después de que los Cachorros lograran el campeonato, Arrieta se afeitó por completo su barba.

screen-shot-2016-11-22-at-3-04-54-pm

  • Eric Weddle

En la NFL no existe una barba más reconocida que la del safety de los Ravens de Baltimore Eric Weddle. Desde sus días con los Chargers de San Diego, Weddle se ha afeitado solamente una vez en tres años. El jugador defensivo se la dejó crecer en honor a su padre, quien exhibió su distinguida barba por muchos años.

screen-shot-2016-11-22-at-3-04-47-pm

Loading...
Revisa el siguiente artículo