Barea: “Estoy jugando mi mejor baloncesto”

El capitán de la selección puertorriqueña es uno de los líderes de los Mavericks en los primeros seis juegos de la campaña

Por Christian Fuentes

El comienzo lento de los Mavericks de Dallas en la temporada 2016-17 no parece afectar el desempeño del boricua José Juan Barea. El armador-escolta hizo sentir su presencia en los primeros seis partidos de los Mavs. A pesar del récord de 1-5, Barea tiene promedios de 17.2 puntos y 5.2 asistencias por juego (ambos segundos en el equipo).

“Jugué un buen baloncesto a finales del año pasado. Estoy en buen ritmo, con mucha experiencia y mucha salud. Esa combinación, más la confianza de los dirigentes y del equipo, ayudó para este año. Sabía que tendría muchas oportunidades. Así que tenía que estar listo”, dijo Barea a Metro.

Barea se encuentra en la undécima temporada de su carrera. A estas alturas, es uno de los veteranos del equipo.

“Es diferente. Ya estoy en la categoría de superveterano y me gusta. Me siento que estoy jugando el mejor baloncesto de mi carrera. Estoy cómodo y disfrutando más que nunca”, expresó Barea.

El puertorriqueño recibió el beneficio de tiempo adicional de juego debido a lesiones a jugadores clave, como Deron Williams y Dirk Nowitzki, el astro del equipo que se encuentra en su temporada 19, y el equipo siente su ausencia.

“Es grande. Dirk ya no es el que nos carga como antes, pero solo tenerlo ahí nos hace mejor. Presta atención, hace cortinas y es un ganador y líder del equipo. Es su último año y debemos tener paciencia con él y esperar que se recupere por completo”, indicó el boricua.

Barea ya no es estrictamente un escolta. Bajo el sistema del dirigente Rick Carlisle, el boricua aprendió a jugar como armador en la NBA y ha rendido frutos en sus números en lo que va de temporada.

“Me siento mejor jugando de point guard. Me atrevo a hablar más. Siempre me usaban más de escolta y estoy más cómodo jugando en esa posición. Sé dónde buscar y hacer jugadas ahora”, sostuvo Barea. “Poco a poco vamos mejorando y será una temporada difícil. Todos los equipos están fuertes”, agregó.

Todavía restan 76 juegos, por lo que Barea aún no presiona el botón del pánico.

“Tenemos jugadores lastimados y jugadores nuevos para engranar. Lo mejor que tenemos es que nos mantenemos juntos. Cuando las cosas se pongan fuertes, tenemos que unirnos más y tener paciencia”, concluyó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo