Báez, el héroe indiscutido de los playoffs para Chicago

La brillante postemporada del boricua resultó en un histórico premio metálico como el más valioso

Por Christian Fuentes

Cada año, durante la postemporada de las Grandes Ligas, surge un jugador que se convierte en un héroe para su equipo. Ciertamente, ambos equipos participantes de la Serie Mundial tienen su jugador clave, pero la estrella de los playoffs de MLB ha sido Javier Báez de los Cachorros de Chicago. Con batazos claves y jugadas defensivas espectaculares, Báez se convirtió en el factor X rumbo a los Cachorros romper la sequía de 108 años sin ganar un campeonato.

La postemporada de la Liga Nacional culminó en premio metálico para Báez, al ser nombrado cojugador más valioso de la serie de campeonato de la Liga Nacional (NLCS), junto con el lanzador Jon Lester. En la serie, que duró seis partidos, Báez conectó siete imparables en 22 turnos la bate y remolcó cinco carreras. El boricua también impactó fuera de las estadísticas. Se robó el home plate en el primer partido y ejecutó varias jugadas defensivas brillantes, incluyendo dos doble matanzas en las que dejó una pelota cogible caer y sacar a los Cachorros de problemas.

“Emocionado, pero viviendo el momento. Es increíble empezar sin tener una posición a luchar y luchar hasta tener mi espacio fijo”, comentó Báez a la prensa después del partido del sábado. El puertorriqueño estuvo la mayor parte de la temporada alternando entre el cuadro y los jardines hasta ganarse la segunda base para él en la postemporada.

Rumbo a la Serie Mundial, Báez tiene máxima confianza en su equipo, gracias a que son un grupo unido. “Tenemos una unión, entre veteranos y jóvenes, que es increíble. Es algo que hemos llevado desde el principio y ha funcionado”, comentó Báez.

El bayamonés se convirtió en el sexto puertorriqueño en ganar el jugador más valioso de la serie de campeonato. Los otros boricuas que ganaron fueron: Roberto Alomar con los Azulejos de Toronto en 1992, Bernie Williams con Yankees de Nueva York en 1996, Javy López con los Bravos de Atlanta en 1996, Benito Santiago con los Gigantes de San Francisco en 2002 e Iván Rodríguez con los Marlins de Florida en 2003. De esos cinco anteriores, tres (Alomar, Williams y Rodríguez) lograron ganar la Serie Mundial.

El gran desempeño de Báez no se limita a la NLCS. En lo que va de toda la postemporada, Báez tiene 13 imparables en 38 turnos para promedio de .342, que es el segundo más alto del equipo en la postemporada. Sus 13 imparables son los máximos del equipo. También es el líder en carreras remolcadas de los Cachorros en la postemporada con siete.

Ahora se enfrenta a su compatriota y amigo Francisco Lindor de los Indios de Cleveland en una Serie Mundial de ensueño para Puerto Rico. “Hablamos de jugar en la Serie Mundial desde chiquitos. Gracias a Dios, se nos va a dar jugar en contra y luchar por esa sortija. Que sea grande para los dos y para nuestra isla”, sostuvo Báez.

La Serie Mundial en tre los Indios de Cleveland y los Cachorros de Chicago comenzará este próximo martes, 25 de octubre en el Progressive Field de Cleveland.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo