Cavs vs. Warriors a su éxodo en las finales de la NBA

Se repite la historia de 2015 para el campeonato de la NBA este año

Por Christian Fuentes @chrisfuentes24

Como una película con protagonistas estrellas que fue sumamente exitosa, las finales de la NBA 2015 tendrá su secuela este año. Los Warriors de Golden State, impulsados por los francotiradores Stephen Curry y Klay Thompson, y los Cavaliers de Cleveland encabezados por el exaltado LeBron James se enfrentarán en una batalla para alcanzar el Monte Olimpo de la NBA. Es la primera vez desde 2008 en el que los equipos de mejores récords en sus conferencias se enfrentan en las finales de la NBA.

A contrario del año pasado, los Cavaliers vienen sin problemas de lesiones este año. El armador Kyrie Irving y el delantero Kevin Love no reportan problemas de salud y los Cavaliers estarán descansados a la hora de comenzar el primer partido en Oracle Arena. “Estamos mejor construidos este año para comenzar las finales. No importan contra quién”, indicó James a la cadena ESPN. Los Cavaliers ganaron los primeros ocho juegos de la postemporada, hasta que perdieron dos consecutivos ante los Raptors de Toronto en la final del este. Dominaron la serie regular en la Conferencia Este, a pesar de despedir a David Blatt como dirigente con 30-11 y reemplazarlo con Tyronn Lue, quien los llevó a 26-15.

Por otro lado, los Warriors estuvieron en postura de eliminación por los pasados tres juegos, al caer atrás 1-3 ante el Thunder de Oklahoma City. Curry y Thompson despertaron y mantuvieron viva la histórica temporada que han tenido tras ganar 73-9 en la serie regular. En el séptimo juego contra OKC, se observó un cambio que el dirigente Steve Kerr hace en momentos claves de la postemporada: insertar a Andre Iguodala en el cuadro inicial en lugar de Harrison Barnes. Lo hizo en las finales 2015 y resultó en Iguodala ganando el jugador más valioso de la serie por sus grandes partidos y jugadas importante.

“No se trata de iniciar o salir del banco. Estaré listo para jugar 20 minutos del banco o 35 del cuadro, porque no existe mejor sentimiento que levantar el trofeo de campeonato”, comentó Barnes a la cadena 95.7 The Game de Oakland. Barnes agregó que no tiene idea cúal será su rol para el primer juego.

Estas finales significan que las últimas cuatro han sido revanchas. En 2013 y 2014, el Heat de Miami se midió ante los Spurs de San Antonio. En 2015 y ahora 2016, los Cavaliers de Cleveland jugarían contra los Warriors de Golden State. Antes de eso, ningunas finales se repetían en años consecutivos desde que los Bulls de Chicago enfrentaron al Jazz de Utah en 1997 y 1998.

Loading...
Revisa el siguiente artículo