Estilos opuestos serán claves en la serie semifinal

Por Christian Fuentes @chrisfuentes24

Es difícil encontrar equipos con filosofías de juegos más distintas que en la serie semifinal entre los Vaqueros de Bayamón y los Santeros de Aguada que comienza mañana. Bayamón, quien terminó en primer lugar en la temporada regular, tiene un juego metódico, que utiliza a sus hombres grandes y prefieren el ritmo de media cancha. Por otro lado, Aguada terminó cuarto con su juventud, sus jugadores atléticos y prefiere jugar a la carrera.

“Ajustaremos, si es necesario. Pero seguiremos lo que hemos hecho toda la temporada. Vamos a obligarlos a que se tengan que ajustar a nosotros y que vayan a la carrera con nosotros”, dijo el dirigente de los Santeros Allans Colón a Metro.

A pesar de contar con más rapidez y habilidad atl’tica que hombres grandes, los Santeros tienen al menos la ayuda necesaria en su refuerzo Dexter Pittman. “La plantilla que tenemos nos invita a correr la cancha, pero tener al hombre grande en Pittman nos dará la ayuda necesaria para defender a Peter John Ramos”, indicó Colón.

Los Santeros regresaron al Baloncesto Superior Nacional (BSN) esta temporada, tras 18 años de ausencia. La meta inicial del equipo era clasificar, pero su nivel de juego les dio confianza de que pueden llegar más lejos. “Les digo a los muchachos que yo nunca les pediré hacer algo que no puedan dar. Pero pienso que este equipo puede llegar a la final y si trabajamos duro y damos mucha energía, lo lograremos”, indicó el dirigente.

Por otro lado, los Vaqueros cuentan con las “torres gemelas” en Ramos (7’3″) y en el refuerzo Jeleel Akindele (7’1″) debajo del canasto. Ellos juegan a través de sus hombres grandes y sus tiradores de distancia, como Miguel Alí Berdiel, Andrés Torres, Clay Tucker, Jesse Pellot, etc. Con la estatura, sacrifican velocidad, pero el dirigente Francisco “Paco” Olmos mantendrá lo que le ha dado éxito.

“Seguiremos utilizando a nuestros hombres grandes y fomentando el juego del pase. También continuaremos fortaleciendo nuestro juego defensivo”, sostuvo Olmos a Metro. “Haremos lo posible para hacerlos jugar nuestro estilo de media cancha”, añadió.

Los Santeros vencieron a los Vaqueros en dos de los tres partidos que jugaron durante la temporada regular. Llegaron a Aguada tras mudarse de Coamo y tuvieron una mejoría de décimo lugar en el BSN a cuartos en la liga.

Los Vaqueros tuvieron el mejor récord de la liga en 2016 con 21-15 y se han establecido entre los favoritos para el campeonato. Olmos tomó las riendas del equipo, cuando estaban 3-6 y terminó la temporada con 18-9.

El primer juego de la serie semifinal entre estos dos equipos será mañana en el Coliseo Rubén Rodríguez a las 8:00 p.m.

Loading...
Revisa el siguiente artículo