Pitufo busca progresar y hacer su nombre

El puertorriqueño continúa su ascenso en el deporte de púgiles

Por Christian Fuentes @chrisfuentes24

Christopher “Pitufo” Díaz es un nombre que el fanático del boxeo escucha a menudo. Su enlace a Félix Verdejo ha permitido que el pueblo de Puerto Rico se familiarizara con el boxeador. Sin embargo, su récord y sus peleas han hablado por sí solas. Díaz tiene récord de 15-0 con 10 nocauts y se ha convertido en un favorito de los fanáticos tras su racha de cuatro nocauts consecutivos. Pitufo se prepara para pelear el próximo 16 de abril contra Ray Ximénez (13-0, cuatro nocauts) en el Coliseo Roberto Clemente como parte de la cartelera de Verdejo.

“En una pelea entre invictos, saldrá uno con su primera derrota. Creo que ese día será Ray Ximénez. Vengo bien preparado para dársela y será un buen espectáculo para los puertorriqueños que se den cita ese día”, dijo Díaz a Metro.

La popularidad de Pitufo ha aumentado después de cuatro peleas al hilo con nocauts espectaculares. Poco a poco se está estableciendo entre los mejores prospectos puertorriqueños del deporte. El oriundo de Barranquitas mantiene su humildad a pesar de la fama que ha comenzado a adquirir.

“Yo recibo a la gente con mucho calor y cariño. Soy del pueblo y le debo a mi gente y a mi pueblo de Barranquitas. Los fanáticos hacen al boxeador. Cuando me dan el apoyo, quiero estar con ellos. Cuando veo a la gente en la calle y se quieren tomar fotos conmigo, eso me llena de inspiración”, indicó Pitufo.

Su enlace a Verdejo viene por el hecho de que ambos entrenan en el mismo gimnasio y pertenecen a Top Rank. Verdejo es considerado la próxima gran estrella de Puerto Rico. Díaz busca emular la actitud de Verdejo en su progreso como boxeador.

“Él se mantiene humilde y es bien educado. Nunca lo he visto faltarle el respeto a personas mayores. No importa qué fama tenga, es el mismo de siempre y eso aprendemos de él”, sostuvo el púgil, quien peleará por el título juvenil de la OMB en las 126 libras.

Díaz es un peleador natural y su entrenador, Ricky Márquez, busca afinar sus destrezas para que tenga más herramientas en su arsenal.

“Estamos tratando de controlarlo para que haga un boxeo más defensivo. Queremos que sea menos impulsivo. La voluntad la tiene ya, pero debemos controlarla para evitar un golpe de poder”, indicó Márquez. “Ha progresado por su trabajo, su dedicación, disciplina y que es un atleta de potencial y ha trabajado para serlo”, agregó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo