Nadal gana partido amistoso en P.R.

Fotos: Luis Raúl Pérez Alfonzo

Por Luis Raúl Pérez Alfonzo

El Coliseo de Puerto Rico se volvió a convertir anoche en una cancha de tenis para un partido amistoso entre dos grandes deportistas, posicionados entre los mejores cien del mundo. Con sus raquetas de tenis preparadas, el dominicano Víctor Estrella Burgos se enfrentó al español Rafael Nadal, posicionado en el quinto puesto mundial y quien fue la estrella invitada por Juan Busó, productor de este evento.

Estrella Burgos, de 35 años, tiene el ranking mundial número 66 y fue el reemplazo para el rival original del partido, el español Pablo Andújar, quien tuvo que retirarse una lesión en su codo derecho el pasado mes de febrero. Esta es una de las pocas veces que se trae un partido profesional de tenis al “Choliseo” y el primero de dos partidos amistosos que Busó trae este año al mismo recinto, siendo el segundo el partido amistoso del 11 de abril entre la puertorriqueña Mónica Puig contra la estadounidense Serena Williams, quien domina el ranking mundial de mujeres.

El dominicano ya estaba presente en la cancha al momento de la apertura de las puertas a las 7pm, mientras que Nadal emergió de su camerino un poco más de veinte minutos luego, para dar paso con calentamiento con su oponente. Ambos se retiraron a las 7:46pm antes de comenzar el partido amistoso de tres sets a las 8:53pm que tuvo como propósito traer al español a Puerto Rico para el deleite de su fanaticada tenista.

“El Toro”, como se le apoda a Nadal, tuvo un buen porcentaje en su primer servicio pero tenía dificultad para quebrar a Estrella Burgos. De más está decir que utilizó su táctica clásica, atacar el revés de una mano con su izquierda poderosa. Nadal le puso presión en los servicios de Víctor y tomó las oportunidades de quebrar cuando se le presentaron. El español obligó al dominicano a cerrar los márgenes y cometer más errores que tiros ganadores porque lo hacía a tirar más cerca de las líneas y con más variación. Cada vez que Nadal se veía abajo en su servicio (0-15), servía y se acercaba a la malla para acabar el punto con un tiro antes de que la bola rebotara.

Por otro lado, el dominicano Estrella Burgos relució con su golpe derecho, el cual es su tiro dominante, demostró una defensa consistente y se ganó al público en varias ocasiones. Si Nadal no se acercaba a la malla con un tiro bien posicionado, el dominicano lo castigaba con su golpe derecho. Además de su golpe derecho, su servicio sobresalió durante todo el partido, pues tenía facilidad de llegar 40-0 en menos de dos minutos. Se vio a Víctor entre la espada y la pared cuando Rafael se iba arriba en su servicio y tomaba la ofensiva. Demostró sus destrezas en la malla cuando se acercó para salvar el punto de partido en lo que fue un intercambio jocoso entre ambos, por lo cual terminó ganando el punto. Lo que Víctor demostró en la cancha en Puerto Rico, da mucho que decir para poder llegar a las primeras 35 posiciones del ranking mundial.

Rafael Nadal recién llegó anteanoche, hospedándose en una de las áreas turísticas más concurridas de Puerto Rico y ayer ofreció una clínica de tenis para niños del club La Academia en Caguas junto a Víctor Estrella Burgos, donde varios niños tuvieron la oportunidad de conocer al español y jugar con él. Rafael Nadal acostumbra a hacer este tipo de clínica para los niños en los países que viaja como iniciativa propia, con el fin de llevar el tenis mundialmente desde edades tempranas.

El árbitro encargado de este partido amistoso fue el puertorriqueño Carlos Juarbe de la Sección Caribbean de la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA por sus siglas en inglés) y tuvo una participación de veinte jóvenes también puertorriqueños que fungieron como ballkids. El partido amistoso atrajo la atención tanto de la prensa española como de los españoles residentes en Puerto Rico para presenciar a su compatriota en suelo boricua. Se pudo también reconocer la presencia de la fanaticada puertorriqueña de Nadal por las camisas y gorras con el logotipo del tenista.

Previo a la apertura de las puertas, el ganador de 14 Grand Slams y la tenimesista utuadeña Adriana Díaz participaron de una conferencia de prensa donde ambos contestaron preguntas sobre sus entrenamientos, preparaciones, gustos y pasatiempos. Metro Puerto Rico entrevistó personalmente a la joven de 15 años sobre su opinión en torno al español y nos contó que “Nadal es una persona bien humilde y simpático, pero sobre todo es una buena persona”, quien estuvo presenciando el partido acompañada de su familia y hermana la también tenimesista Melanie.

Mientras tanto, Metro Puerto Rico también entrevistó a Cyd Meléndez, quien fue la encargada facilitarle la toalla a Rafael Nadal en el segundo set, adicionalmente a ser ballgirl. La joven de 18 años recibió una guiñada del español que evidentemente le provocó una enorme sonrisa, dejándola sin palabras y casi sin respiración. Al preguntarle sobre su experiencia en este partido, nos respondió: “Fue realmente una experiencia única. Es súper gracioso porque [Nadal] te habla y después el público ve tu reacción en la espera”. Cuando se enteró de que sería partícipe como ballgirl en el amistoso admitió que se sintió privilegiada al igual que los demás jóvenes top juniors de Puerto Rico que anoche jugaron el mismo papel en el partido.

No todo en el partido fue seriedad y silencio. Al comienzo del segundo set, mientras los ballkids daban vuelta a la cancha, el público aclamaba los nombres de Víctor y Rafa a la misma vez que una fanática gritó: “¡Rafa, te amo y mi esposo lo sabe!” a viva voz en el recinto por lo que luego fue recibido por risas y carcajadas del público. En otros momentos también se dejó notar la pasión de fanáticos masculinos que gritaron: “¡Rafa, te amo!” o “¡Rafa, eres mío!” con un toque de jocosidad.

Ya con la finalización del partido (6-4, 6-4 a favor de Nadal), el público estalló en gritos y aplausos en una ovación de pie para ambos jugadores. No fue hasta que Rafa se despojó su camisa que el público gritó aún más fuerte al revelar sus abdominales. Pero tal vez la persona que más suerte tuvo en ese momento fue el joven Gerardo Torres Santiago, de 19 años y quien fue el agraciado en atrapar la camisa sudada utilizada por Nadal anoche. Nos contó que había comprado su boleto ocho horas antes del partido y que tuvo la suerte de que su asiento estuvo ubicado a unos cuantos pies directamente detrás de la silla del español y el árbitro.

A Rafael Nadal se le conoce en el mundo del tenis como el “Rey de Arcilla”, ya que ha ganado nueve finales del Abierto de Francia, siendo el último en el 2014 contra el serbio Novak Djokovic. Además tuvo la primera posición en el ranking mundial tres veces (2008, 2010, 2013). Con el nivel que Rafa demostró anoche, existe una posibilidad de reposicionarse entre los mejores tres del mundo.

Este reportaje se logra gracias a la colaboración de nuestro fotoperiodista practicante  Luis Raúl Pérez Alfonzo y el joven universitario William A. Álvarez Padró, quien tiene ocho años de experiencia en el deporte.
Loading...
Revisa el siguiente artículo