Djokovic arrolla a Federer y avanza a la final en Australia

Por The Associated Press @AP

Novak Djokovic dijo que fue un hito en sus enfrentamientos ante su eterno rival Roger Federer. Para Serena Williams fue más de lo mismo ante otra oponente que no pudo hacer más que admirar su grandeza.

Djokovic despachó el jueves 6-1, 6-2, 3-6, 6-3 a Federer para clasificarse a su sexta final del Abierto de Australia, poco después que Williams arrolló 6-0, 6-4 a Agnieszka Radwanska para meterse a su séptima final.

“He tenido partidos en los que he jugado de forma similar. Pero creo que estos dos primeros sets probablemente son los dos mejores sets que he jugado contra Roger en toda mi carrera”, señaló Djokovic, quien buscará el domingo su sexta corona en Melbourne Park.

Djokovic conocerá a su oponente cuando el segundo preclasificado, Andy Murray, enfrente el viernes al canadiense Milos Raonic.

Desde el principio, todo apuntaba en contra del suizo, ganador de 17 títulos de Grand Slam y tercero del ranking mundial. Djokovic ganó el primer game con su saque, sin ceder un solo punto, y quebró a Federer en el segundo. Después de cuatro minutos, Federer ya perdía 2-0.

El primer set duró apenas 22 minutos. La mayoría de los espectadores —incluyendo una mujer con un cartel que leía: “Recién casada, pero dispuesta a cambiar por Federer”— respaldaban al veterano suizo, y aplaudieron los errores de Djokovic. También le regalaron una ovación de pie a Federer cuando quebró para irse arriba 4-2 en el tercer set.

Pero el final fue súbito en el cuarto. Djokovic rompió el servicio de Federer en el octavo juego para adelantarse 5-3, con un pase sencillo a la línea tras superar un globo que podría haber salvado al ex número uno.

El serbio tuvo tres puntos de partido en el siguiente game y selló la victoria tras 2 horas y 19 minutos cuando su rival mandó un revés a la red. Djokovic, que el año pasado ganó tres de los cuatro torneos del Grand Slam, desempate la serie contra Federer y ahora aventaja 23-22.

“Definitivamente, jugué unos dos primeros sets increíbles, pero es lo necesario contra Roger”, dijo Djokovic. “Ha estado jugando este torneo a un nivel muy alto y solo cedió un set. Yo salí con la intensidad adecuada, con gran concentración”.

Cuando le preguntaron sobre el respaldo del público hacia Federer, Djokovic respondió con diplomacia.

“Eso algo que uno espera cuando juega contra Roger, tomando en cuenta su carrera y su grandeza dentro y fuera de la cancha”, indicó. “Es amado, es apreciado. Es respetado en todo el mundo, creo que es algo normal”.

Federer dijo que no le sorprendió la agresividad de Djokovic desde el comienzo.

“He visto a Novak jugar así de bien antes”, comentó. “Es difícil cuando lo hace desde el principio, porque obviamente en algún momento tienes que tratar de detener la sangría. Te gana uno o dos sets muy rápido, y es difícil recuperarse de eso”.

Williams no dio ninguna oportunidad para recuperarse a Radwanska, quien ocupará el tercer puesto en el próximo ranking mundial pero lució indefensa ante la número uno estadounidense.

Si Williams gana el sábado a Angelique Kerber en su séptima final en Australia con Steffi Graf con 22 títulos de Grand Slam individuales, un record en la era de los Abiertos. La tenista con más victorias de la historia es Margaret Court, con 24.

“Definitivamente no pienso en ello”, respondió Williams a una presunta sobre igualar la marca de Graf. “El año pasado también estaba a una (victoria). Y si no gano el sábado, seguiré estando una por detrás”, agregó en alusión a su derrota en las semifinales del US Open de 2015, donde perdió la oportunidad de barrer con los cuatro Grand Slams de la temporada.

“Físicamente me encuentro mucho mejor, mentalmente necesitaba ese descanso después del Abierto”, comentó. “Pero no esperaba hacerlo tan bien tan rápido”.

Radwanksa dijo que no había mucho que pudiera hacer en el primer set contra Williams. “Empezó de forma increíble, con tanta fuerza y velocidad. Yo sólo estaba ahí parada, en cierto modo viéndola jugar”.

“Si está jugando a su modo es un nivel diferente… No creo que nadie más pueda jugar a ese nivel”.

Kerber, por su parte, terminó con el sorprendente recorrido de la tenista británica Johanna Konta, nacida en Sydney, al imponerse más tarde el jueves por 7-5, 6-2 en la otra semifinal. La alemana se clasificó así a su primera final de un Grand Slam. Konta fue la primera británica entre las cuatro mejores de un major desde 1983.

Kerber solo ha logrado una victoria en seis enfrentamientos con Williams — fue en 2012.

Graf fue la última alemana que ganó el título en Australia, en 1994, y Kerber le pidió consejo.

“Así que Steffi, escríbeme por favor”, dijo riendo con la grada del Rod Laver Arena.

Loading...
Revisa el siguiente artículo