En espera del fascinante “bombardeo”

Por Yolanda Rosaly

Desde que tengo la oportunidad de escribir en estos medios, para esta época siempre me daba un banquete con los anuncios políticos. Pero, como ya se ha dicho hasta la saciedad, la falta de recursos económicos ha provocado una sequía en la variedad y cantidad de mensajes de los diversos candidatos.

Por tradición, esta era una oportunidad para la agencias de publicidad de darle rienda suelta a la creatividad convirtiendo estas pautas en casi obras de arte y provocando una competencia sin par en esta industria. De hecho, la cosecha de estos anuncios se convertía en una carta de presentación importantísima ante otros potenciales clientes y, por ende, en más beneficios económicos.

Pero, como a todos, la crisis económica también afectó a todos los partidos políticos, lo que ha redundado en menos cantidad y calidad, en algunos casos, de pautas. Dicen que es el Partido Nuevo Progresista quien más presupuesto tiene al momento para acaparar los medios de comunicación, sobre todo la televisión. Así que espero con ansias ver lo que tendrían preparado.

Y es que, personalmente, más allá de lograr que vote por uno u otro candidato, lo veo como una especie de ciencia que requiere una estructura previa que me parece fascinante. Porque, precisamente, estos anuncios —y más en estos momentos— van encaminados a lograr que los indecisos, quienes se dice tienen las elecciones en sus manos, tomen una determinación a favor de los que, sin dudas, tienen el mayor potencial de ganar las elecciones: rojos y azules.

Si es cierto que el Partido Popular Democrático solo cuenta con una menudencia para lo que resta de campaña, “Houston, we’ve had a problem here”. Entonces, habrá que esperar a ver cómo invierten el dinero que les queda; es decir, para ellos, el reto será mayor, pues tendrán que ser megacreativos e impactantes para lograr más con mucho menos.

Mientras, dicen por ahí que se espera que el PNP (con el millón y pico que le queda) “bombardee” los medios, según cuentan, basados en un mensaje de esperanza o de descrédito al actual Gobierno. La estrategia, entonces, sería un “ataque” masivo de aquí al 8 de noviembre, tomando en cuenta que los anuncios hasta ahora difundidos han sido un tanto tímidos en lo que a cantidad se refiere.

Mención aparte merece la campaña del PIP. Me parece que, hasta el momento, esta ha sido la que más presencia y consistencia ha tenido, teniendo una línea definida en su mensaje; es sencilla, clara, sin complejidades y, al mismo tiempo, muy atractiva independientemente de las posibilidades reales de que su candidata a la gobernación gane. Hasta su jingle es distinto; al ritmo de las tradicionales canciones de protesta. Creo que es muy eficaz, por lo menos en cuanto a la intención de su mensaje.

Así las cosas… ¿Saben cuál es la mejor campaña, la que estoy segura ha sido del agrado del 100 % de todos? La de unidad y camaradería demostrada por los candidatos a la gobernación y hasta uno que otro a la alcaldía, la Legislatura y hasta una posible primera dama, aceptando aparecer en los selfies, iniciativa de la candidata independiente Alexandra Lúgaro. ¡Bravo por ella! Bravo por todos los que, contrario a muchas otras ocasiones, han preferido mantenerse alejados de sus contricantes por el absurdo miedo de que esto se convierta en un endoso a su rival. ¡Nada más lejos de la verdad! Aquel que demuestre camaradería, buenos modales y, en general, madurez emocional tendrá siempre las de ganar. Apúntelo por ahí…

Loading...
Revisa el siguiente artículo