Opinión de Denis Márquez: Cultura, arte y nacionalidad

Lee la columna de opinión del representante por el Partido Independentista Puertorriqueño, Denis Márquez.

Por Denis Márquez

 

La nacionalidad puertorriqueña, ese sentimiento que nos une, ese conjunto de ideas y formas de expresión, de manifestaciones colectivas que nos caracterizan como país, que nos hacen únicos, similares entre nosotros y diferentes al resto de comunidades, está presente en nuestra vida como pueblo, llena, además, de todas las complejidades sociales de nuestra sociedad.

Una de las principales expresiones de esa nacionalidad son las artes en todas sus formas, es la preservación de nuestra historia e identidad como nación, la lucha constante por hacer música, por escribir poemas, novelas cuentos, realizar esculturas, crear artesanías, hacer cine, pintar, grabar, exponer todo esto en diversos espacios, en  galerías, museos, teatros, en la calle es, además, una lucha constante por crear, preservar, expresar, por conservar. Es crear cultura, promover pensamiento, crear conocimiento, alegrar la vida, el sentir individual y colectivo.

En Puerto Rico, como país intervenido y colonizado, la creación de arte y cultura es una lucha constante, no solo para preservar lo nuestro, sino para la transformación de ideas y pensamientos. Han sido décadas de enfrentamiento al asimilismo y a la represión de las ideas y la creación cultural.

Es una lucha por la ausencia de una fuerte y constante política pública cultural, por las mutilaciones a los presupuestos por parte de la Junta a la entidades culturales, por la prejuiciada y terrible visón de que las artes y la cultura van en segundo o tercer plano, y de que las artes no contribuyen a la economía del país.

Tenemos la responsabilidad de insistir en la aprobación de medidas de protección de nuestro patrimonio nacional, de nuestras edificaciones, de apoyar a las artistas, a los gestores culturales, los museos, las instituciones culturales; en la responsabilidad de defender los presupuestos y la integridad de la Universidad de Puerto Rico, la Escuela de Artes Plásticas, El Conservatorio de Música, la Orquesta Sinfónica. En fin, todas y cada una de las instituciones que promueven nuestra cultura. De igual forma, defender los cursos de bellas artes y la Escuelas Libres de Música de nuestro sistema educativo público.

Esa defensa es además una reafirmación de lo que somos como país caribeño y latinoamericano, es defender lo que somos ante el mundo, nuestra nacionalidad puertorriqueña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo