Opinión de Alex Delgado: Gobierno compartido que no arranca

Lee la columna de opinión del periodista Alex Delgado

Por Alex Delgado

El cuatrienio del 2005 al 2008 fue el gobierno compartido de nuestros tiempos, aunque no el primero en nuestra historia. Aníbal Acevedo Vilá en la gobernación, José Aponte en la presidencia cameral,  Kenneth McClintock en la senatorial y Pedro Rosselló en las de… Bueno, en las de presidir el Partido Nuevo Progresista (PNP). Ese cuatrienio fue de más discordia y juegos politiqueros que de avance. Hasta dentro del PNP se comían por los rabos públicamente.

Hoy vamos para 5 meses del nuevo gobierno compartido y las cosas corren a “suero de brea”. Ningún jefe de agencia confirmado, en especial el del Departamento de Salud con una pandemia encima, algo tan serio como el Covid-19 y las órdenes ejecutivas siendo utilizadas para ver cómo un partido le saca el ojo al otro. En otro tema importante, como el de la educación, cuelgan a un secretario interino porque el gobernador se puso machito pichón y el Senado necesitaba dejarle saber que los machito pichón son los populares. Un Secretario de Estado de la capacidad y seriedad de Larry Seilhammer aguantado porque el tema político partidista electoral es primero. ¿Queríamos gobierno compartido? Ahí lo tenemos.

La realidad es que no soy fanático de los gobiernos compartidos porque lo que nos trae es más tranques y peleas politiqueras que soluciones para el pueblo. En mi opinión, lo que hacen es atrasar. Me pueden decir: “¿Y tú prefieres que un solo partido controle  ejecutivo y legislativo para que se repartan?”. Mi respuesta es que tenemos dos opciones: una es gobierno compartido y casi nos detenemos, y la otra es un partido en mayoría llevando a cabo su plataforma, por la que el pueblo votó. Ahora tenemos dos plataformas, una tratando de tumbar a la otra. Si su preocupación es que ese partido de mayoría pueda entender que tiene cheque en blanco para el tumbe, mi preocupación es la misma. No obstante, también pienso que por eso es importante tener una minoría vigilante y aguerrida, sea de unos de los principales dos partidos, sea del PIP, MVC o el Proyecto Dignidad. ¿No pudo un David Noriega, un solo legislador de minoría, denunciar y combatir los casos de corrupción más escandalosos de la segunda mitad de los ‘90? Digo, ¿quedan legisladores de ese calibre?.

En análisis crudo y honesto, nos guste o no, un gobierno compartido no garantiza que no haya corrupción. Ni más, ni menos. Y en la distribución del bacalao, se repartirán igual. Canjearán intereses con el “tu me das esto y yo te doy aquello”. Si existe una fórmula que elimine el padrinazgo, las preferencias, la corrupción o cualquier cáncer que sea inyectado en el gobierno por la política partidista, ¿cuál es?. Esa fórmula no existe ni en los gobiernos de izquierda que defiende nuestra izquierda criolla.

Llevamos casi 5 meses en peleítas mongas. El caso más reciente es la colgada del Secretario de Educación interino, el licenciado Jesús González. ¿La versión oficial? Que fue porque para un interinato de varias semanas, el PPD quería un experto o experimentado en temas de educación y González lo que había administrado era Corrección. Señores, era por unas semanas que estaría de interino. ¿Usted cree que en esas semanas iban a establecer una nueva reforma educativa? ¡Por favor! La realidad es que lo que se busca es alguien que le dé al chambón de la gasolina para que la agencia camine en lo que nombran a alguien en propiedad.

Se plantea, y me hace más sentido por la forma en que lo manejaron, que como el gobernador expresó su oposición a que un interino tuviese que tener proceso de aprobación del Senado, entonces este cuerpo lo colgó sin tan siquiera entrevistarlo, aclarar dudas e inquietudes con el fin de demostrar de qué correa sale más cuero. Creo es una actitud muy infantil con un tema tan importante.

¿Nombramiento de Larry Seilhamer? Aguantado. ¿Salud en medio de la pandemia? Sin confirmar, ni iniciar proceso de vistas. ¿Manolo Torres para Contralor de Puerto Rico? Están tratando de cambiar la ley en el Senado para que no logre ocupar ese puesto. Siendo una figura con experiencia, honestidad y responsabilidad, que como Contralor Electoral le metió caña a todos -rojos, azules y otros-, pues es otra presa del gobierno compartido. Como les digo, será un cuatrienio que podría parecer más un play yard que el gobierno de Puerto Rico. Nos detendremos nuevamente en el tiempo, pero es lo que decidimos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo