Janer ante la crisis de seguridad pública

Lea la opinión del Representante PPD, Jesús Manuel Ortiz

Por Jesús Manuel Ortiz

Hace unas semanas la gobernadora designó a Pedro Janer como secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP). De su resumé no surgen dudas de que tiene las herramientas para la posición y así lo dije públicamente. Pero una cosa es lo que diga el papel y otra la ejecución en el puesto.

Todos conocemos la caótica situación que impera en las agencias del DSP, desde la falta de equipo y agentes en la Policía, las estaciones inhabitables e incapacidad en la jefatura de Bomberos, la falta de disponibilidad de paramédicos y ambulancias del Estado, el caos administrativo al que llevaron a Ciencias Forenses, la casi inexistencia del NIE, hasta el desastre operacional en Manejo de Emergencias. En fin, tal y como se advirtió, el aparato de seguridad está peor que antes de la creación del DSP. La inusual actividad sísmica que estamos experimentando hace semanas y los efectos de esta son otra prueba de fuego que requiere tener agencias de seguridad organizadas, efectivas  y con sentido de urgencia.

El país espera que Janer, más allá de tener las credenciales, cumpla de manera valiente con su responsabilidad de revaluar y destituir a todos los comisionados que no cumplan a cabalidad con su trabajo. ¡Se acabó el tiempo! Una consecuencia de no tener negociados bien dirigidos es la ausencia de un plan de respuesta a terremotos cuando más lo necesitamos.

Secretario, su función es garantizar la seguridad en nuestras calles; y en esta coyuntura de emergencia, muy poco se sabe de las acciones de su departamento. Necesitamos que la policía llegue cuando se necesita y que tengan herramientas para investigar y protegernos. Que cuando un siniestro amenace nuestras vidas o propiedades, el jefe de Bomberos sepa cómo hacer su trabajo, que las ambulancias lleguen a tiempo y que el encargado de manejar emergencias desarrolle y divulgue planes coherentes para atenderlas y salvar vidas.

Secretario Janer, no pierda tiempo en lo trivial. Puerto Rico vive una crisis de seguridad pública agravada por la ineficiencia en la sombrilla del DSP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo