Nuevos caminos

Lea la opinión del legislador Denis Márquez

Por Denis Márquez

Fueron dos semanas de constantes luchas desde diversos frentes. Desde la legislatura trabajamos intensamente para iniciar el proceso de residenciamiento que el país reclamaba. Investigamos las conductas que surgían del chat y los delitos aplicables. Presentamos la Resolución 1465 con un pliego acusatorio.

El Colegio de Abogados y Abogadas presentó un informe fundamental contra el gobernador que también señalaba delitos. Además del Colegio, la ACLU, la Brigada Legal Solidaria, Amnistía Internacional, Kilómetro 0 y otras organizaciones estaban en la calle defendiendo los derechos humanos de la gente que luchaba y protestaba. Asimismo, diversos colegas, de forma individual y espontánea, como el licenciado Luis Abreu Elías, preparaban escritos importantes que arrojaban luz sobre la crisis. Los periodistas mantuvieron informados al país de manera constante, mientras luchaban contra la falta de información y transparencia del gobierno, en particular La Fortaleza.

La Cámara de Representantes arrastró los pies en este proceso, quedando en todo momento a la merced del gobernador. Decidieron actuar solo después del informe preparado por abogados nombrados por el presidente y ante la enajenación total del gobernador.

El gran protagonista de esta lucha fue todo el país. La indignación colectiva, la constante lucha en la calle, las protestas, las manifestaciones, la diversidad de expresiones artísticas y de las convocatorias en las redes sociales, de los sindicatos, de los artistas, constituyeron la gran sentencia al gobernador que no tenía más remedio que renunciar; y la sentencia fue ejecutada.

Todo este proceso es una lección para todos. Vimos cómo un país completo objetó y condenó a un gobierno. La juventud, golpeada por la ausencia de trabajo, y en ocasiones con sueldos miserables, viendo cómo se destruye su universidad, se convirtió en protagonista y escudo en las protestas. Familias enteras reclamaron respeto y decencia. No olvidemos una de las consignas más recurrentes en todas las protestas: “Ricky, renuncia, y llévate a la junta”, que nos recuerda la importancia de mantener la batalla contra la Junta de Control Fiscal y el colonialismo.

Se abren nuevos caminos, nuevas esperanzas hacia la libertad, la justicia social y la solidaridad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo