Un día para la mente

Lo cierto es que cada día hay más personas enfermándose físicamente como consecuencia del estrés y la presión emocional en el trabajo.

Por Lily García

Cuál crees que sería la respuesta de tu jefa o supervisor si le enviara un correo electrónico a tu equipo de trabajo diciendo lo siguiente:  “Voy a tomarme mañana y pasado libre para enfocarme en mi salud mental. Espero volver refrescada la semana que viene y 100 % en forma”. 

Esas fueron precisamente las palabras de una empleada de una compañía de tecnología en Michigan.  Muchos de sus compañeros le contestaron apoyándola, pero lo que nadie esperaba era la respuesta de su jefe:  “Quería agradecerte personalmente por haber enviado un correo como este…”, escribió.  “No puedo creer que esto (usar días de enfermedad para salud mental) no es una práctica estandarizada en todas las organizaciones. Eres un ejemplo para todos y nos ayuda a romper con los estigmas para que podamos estar presentes completos en el trabajo”.

Lo cierto es que cada día hay más personas enfermándose físicamente como consecuencia del estrés y la presión emocional en el trabajo. Y, en momentos de crisis económica, como la que estamos viviendo, la presión aumenta todavía más.  Si bien es cierto que estamos en momentos difíciles en los que a muchos se le está requiriendo más por el mismo sueldo, también tenemos que entender que, si una empresa quiere lealtad y compromiso de sus empleados, debe entender la importancia de cuidar de su salud mental y bienestar emocional.

Pero lo cierto es que nadie puede cuidarnos como nosotros mismos.  Para que esta joven se atreviera a escribir ese correo tenía que estar sintonizada con sus propias emociones y estados mentales. Ella sabía que necesitaba desconectarse.  Ese, entonces, es el primer paso: conocernos a nosotros mismos y saber cuando algo no anda bien.  Cuando sientes que no puedes concentrarte en tareas que siempre te han sido fáciles;  cuando de repente respondes de forma agresiva a situaciones cotidianas;  cuando  no puedes dormir porque tu mente no se detiene; todas esas pueden ser señales de burnout o quemazón.  Date el espacio para un detox mental. Busca ayuda y cógete los días necesarios.  Nada es más importante que una mente saludable. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo