De vacaciones

Lea la opinión de Rafael Lenín López

Por Rafael Lenín López

Después de un año electoral intenso y de meses de trabajo sin pausa, comencé el lunes pasado unas muy esperadas vacaciones.  Priscilla, Rafael Antonio, Lena, mi suegra Nydia y yo iniciamos otro recorrido de los que ya estamos acostumbrados a realizar al menos cada dos años. Son recorridos distantes de mucha planificación que no solo tienen el propósito típico de toda vacación, que es descansar y recrearse, sino también para que nuestros niños y nosotros expandamos nuestra visión y conocimiento del planeta en el que vivimos.  Muchos de los lugares a los que venimos ya son conocidos para Priscilla y para mí, pero, al venir con los nenes, la óptica es distinta y gran parte de la planificación es orientada hacia ellos.

Hace cuatro años, con Rafa, de apenas seis, recorrimos gran parte del Mediterráneo, llevando al nene a Roma, varias ciudades de Italia, Francia y Mónaco. Aun con su edad, Rafa aún habla de la grandiosidad de Florencia.

Hace tres años, con Lena, de apenas un año de nacida, nos lanzamos a conocer los países nórdicos. Para todos fue memorable en ese viaje San Petersburgo en Rusia.  De Suecia, Rafa trajo su nueva mochila de la escuela y dentro de ella un conocimiento mayor del mundo que le rodea.

En esta ocasión, venimos a Madrid, ciudad en la que Pri y yo hemos estado hace tiempo. Hoy con una familia constituida la redescubrimos. Son otros los objetivos.  De entrada, Rafa ha tenido la oportunidad de ver el Guernica de Picasso en el Museo Reina Sofía, donde se exhibe de manera temporal.  Por ahí, nuestros niños van conociendo una nueva ciudad. Ya mañana iremos al Prado, al Palacio Real y Toledo. La semana próxima volveremos a Roma y Florencia para retomar espacios no tan bien apreciados hace dos años. Finalizamos en Lisboa, no sin antes recorrer el sur de la península ibérica, región nueva para todos nosotros.

Trabajar para descubrir el mundo siempre ha sido una máxima en mi vida. En esta etapa, para compartir ese descubrir con los niños, para que desde temprano lo conozcan, vivan su historia y nadie pueda venderles falsas representaciones.

Les seguiré contando.

Te recomendamos este video:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo