12 lugares que no te puedes perder en Nueva York

¿Qué te gusta hacer cuando vas a Nueva York? ¿Qué lugares visitas? Cuéntanos en www.latitudperfecta.com

Por Wilmarie Rivera y Miguel Camilo

¿Has ido a Nueva York? No importa si vas por primera vez, existirán razones para ir a esta ciudad que siempre tiene algo por descubrir y sorprender. Sin importar cuántas veces la visites, uno encuentra lugares nuevos en una ciudad que tiene de todo para todos los gustos, sabores y preferencias.

Hace cinco años que no pisábamos “la gran manzana” más allá de alguna escala para brincar al otro lado del mundo. Así que esta vez recibimos con una gran sonrisa la invitación de unos amigos, y decidimos recorrer la ciudad con calma, y en este viaje quisimos hacer referencia a cinco años que no estaban y otras cosas que quisimos experimenter. Aquí te compartimos nuestro recorrido, pero sin dejar de visitar esos lugares que hacen especial a Nueva York. Aquí te los repasamos:

  • Ver el atardecer en Dumbo: tienes que ver Manhattan desde el otro lado del puente de Brooklyn. Una de las mejores áreas es Dumbo. El atardecer se ve bello para luego transformarse en el cielo oscuro que contrasta con las luces de la ciudad. Desde aquí puedes ver también el Manhattan Bridge que está paralelo al de Brooklyn.  Tip: Esta área se llena bastante de newyorquinos y turistas. Llega temprano ¡Es bello!
  • Ir al Brooklyn Bridge: no puedes dejar de caminar o recorrer en bicicleta  el emblemático Puente, uno de los lugares que distingue a Nueva York. Se terminó de construir en el 1883, desde entonces une a Manhattan con Brooklyn. Tip: Ve temprano en la mañana o en el atardecer para que lo puedas encontrar con menos personas.
  • Central Park: Visitar el pulmón de la ciudad es una visita obligada. Puedes recorrerlo caminando o en bicicleta que alquilan por $12. En invierno puedes disfrutar de la pista de patinaje sobre hielo. Al comienzo de la primavera, entre marzo y mayo, los árboles cherry blossoms están en pleno flocerecmiento y se ven espectaculares. Aquí encontrarás muchos además de lagunas con patos, otros pájaros y montañas pequeñas. En cualquier rincón que desees puedes sentarte a leer un libro, comer, coger sol o compartir con amistades.

Algo que por favor te pedimos que no hagas, es montarte en carrozas haladas por caballos. Hay más de 15 alrededor de Central Park. Cuesta $55 el maltrato. No lo apoyes. No contribuyas al turismo animal que explota a animales a cambio del “disfrute” de las personas. Seamos empáticos. Mejor muévete: camina o corre bicicleta que la ciudad te invita a esto para perderte y descubrir lugares nuevos.

  • Time Square: Es sorpendente la cantidad de billboards, luces y personas a la vez… Si quieres transportarte, ve de noche para que seas testigo de cómo las luces se apoderan de la calle.  Tip: Todos los meses del año está lleno, pero depende la época, puedes encontrarlo con menos personas.
  • Chelsea Market: ¡Nos encantó! Esta antigua fábrica de galletas se convirtió desde el 1997 en un mercado tipo centro comercial. Hay muchos locales de comida de diferentes sabores, olores y nacionalidades bajo un mismo techo. Tienes que ir a este mercado. Aunque a veces se llena tanto, que tal vez no encuentres mesa para comer, es un buen lugar para comer rico, compartir con amistades y para admirar cada rincón de esta belleza industrial. Está en la novena avenida entre la calle 15 y 16.
  • Highline Park: Es un parque único y diferente creado en unas antiguas vías de tren de Meatpacking District. Su última fase de construcción fue inaugurada en el 2014 y desde entonces recibe más de 2 millones de personas al año. Es extenso, pero vale la pena recorrer sus áreas y ver las vistas extraordinarias de la ciudad.
  • Oculus: Es la estación de tren que se construyó en el espacio que ocuparon las Torres Gemelas (World Trade Center). Actualmente, es considerada la estación de tren más cara del mundo por su diseño y construcción convertida en obra de arte. Es totalmente en mármol. Ese color blanco que te cautiva porque hace sobresalir cualquier color. Te sorprenderás por lo gigante de su estructura. Adentro también hay restaurantes, cafés y oficinas. El Oculus te contecta con el Museo del 11-s.
  • Top of the Rock en The Rockefeller Center: Aunque uno de los rascacielos más comunes para ver la ciudad desde lo alto, es el Empire State Building, la realidad es que la terraza del Rockefeller (Top of the Rock) tiene la mejor vista panorámica de Nueva York incluido Central Park. Nosotros no pudimos entrar esta vez porque estaba súper lleno por la hora que fuimos y, además, era demasiada la espera. Volveremos.  (Precio de entrada $32 apróx)
  • Grand Central Terminal: La estación de tren más famosa de Nueva York. ¡Es toda una obra de arte! Entras y el centro es extraordinario… y su techo… ¡espectacular! Aquí, miras alrededor y ves sonrisas, despedidas, abrazos y encuentros maravillosos. Esta estación es punto de encuentro de más de 100 mil personas diariamente. No te la puedes perder.
  • 5ta Avenida: Una de las calles principales de Manhattan y el escenario de tiendas de diseñador, restaurantes, edificios residenciales y de paradas famosas como la que tuvimos la
  • Catedral San Patrick: Ubicada en la 5ta avenida, sobresale por su arquitectura imponente entre rascacielos. Entrar es obligado para que aprecies el diseño de la iglesia católica neogótica más grande de América del Norte. Hacen tour gratis de lunes a viernes a las diez de la mañana.
  • Soho: Si quieres irte de compras a un área con tiendas más accesibles y de modas, Soho es una muy buena alternativa. Es uno de los barrios más reconocidos de Nueva York. Queda al lado de Little Italy.

En Nueva York siempre encontrarás lugares para visitar. Si eres de las personas que quiere ir a los lugares turísticos (para salir de eso) la ciudad ofrece el New York Pass. Con este acceso puedes ahorrarte hasta un 70% en más de 90 atracciones y maximizar tu tiempo en filas. Si te interesa, podría ser una buena opción. Inclusive, incluye transportación pública que es muy buena. En esta ciudad es fácil moverse.

¡Nueva York es extenso! Está dividido por cinco distritos: Bronx, Brooklyn, Staten Island, Queens y Manhattan. Y ni hablar de su diversidad, mezcla de culturas e idiomas. Basta con caminar, tomar el subway, taxi o Uber para darse cuenta. De hecho, 15 %  de la población habla español. A veces nos escuchaban hablando y nos hablaban. Por otro lado, esta ciudad es tan espontánea que hasta nos encontramos en la 5ta avenida de casualidad, a una amiga puertorriqueña que vive en Miami.

Además de los lugares que recorrimos en esta ocasión, hay un sinnúmero de otras actividades para hacer que nosotros  ya hicimos hace cinco años como ir a musicales y obras en Broadway, visitar museos, ir a otros barrios y áreas famosas como el Bronx, Meatpacking, Midtown, Chinatown; al Financial District y tocar al famoso toro; ver juegos de baloncesto o de pelota, ir a conciertos u otras actividades en el Madison Square Garden o visitar el Empire State Building, Chrysler Building y la estatua de la libertad. Nueva York siempre tendrá algo que ofrecerte.

En fin, hay tantas cosas, una menos turísticas que otras, que generan mucho valor para esos recuerdos de viajes. A Nueva York puedes ir cuantas veces quieras, siempre existirá una buena razón para volver.

¿Qué te gusta hacer cuando vas a Nueva York? ¿Qué lugares visitas? Cuéntanos en www.latitudperfecta.com

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo