Puerto Rico: Bajo Nueva Administración

Puerto Rico: Bajo Nueva Administración

Por: William E. Villafañe Ramos

Los resultados de las elecciones generales, el comienzo del proceso de transición gubernamental y la notificación por medios de comunicación que este lunes el Gobernador electo estará dando a conocer importantes nombramientos para la Rama Ejecutiva, observados como eventos intrínsecamente relacionados, solamente significan una cosa: Puerto Rico está bajo nueva administración. Se pudiera pensar que el uso de esta frase debe ser exclusivo de negocios que “venden la llave” o “pasan de mano.” Pero hay que concurrir en cuán importante es destacar el significativo suceso.

En el caso particular de nuestra Isla, los recientes y arriba mencionados acontecimientos representan y requieren más que un mero anuncio o aviso; sus implicaciones son trascendentales. Dar a conocer que Puerto Rico está literalmente bajo nueva administración es comunicar que ya está puesto en marcha, con todo vigor, un nuevo estilo de gobernanza. Mensaje cuyo receptor, ulteriormente, traduce en esperanza y seguridad. Ambos sustantivos atados a la confianza de que, desde ya, la administración progresista dirigida por Rosselló Nevares trabaja exclusivamente en obtener los resultados esperados de una inmediata y eficiente ejecución del plan esbozado y discutido con el Pueblo por los pasados cuatro años. Sentimiento que proviene de la certeza de que la ruta está trazada y delineada en cada uno de los elementos contenidos en los compromisos que se han hecho con Puerto Rico, incluyendo el de convertirnos en el siguiente estado de la Unión.

Hoy por hoy, mientras nuestra gente espera la juramentación del gobernador electo, el impacto de sus gestiones dentro y fuera de nuestra jurisdicción han sido fundamentales para demostrar que lo mejor está por venir. Podrán existir discrepancias en cuanto al grado de dificultad y cantidad de obstáculos que puedan caracterizar el camino en esta nueva ruta de progreso, pero tenemos que concurrir en que Puerto Rico se beneficiará de una nueva dirección en términos administrativos y de un marcado cambio en el rumbo a tomar para alcanzar nuestro destino.