Columna de Lily García: Lecciones de un apagón

Por Lily García

No fue el primero, aunque sí el primero de esta magnitud y no anticipado.  Y dicen los que saben que es muy probable que no sea el último.  No voy acerca de quién o quiénes fueron los responsables.  Escribo acerca de lecciones aprendidas y herramientas adquiridas.  Por eso hoy quiero que nos sentemos juntos a evaluar lo que nos dejó el apagón.

Muchos disfrutaron el haber podido ver las estrellas desde sus casas por primera vez mientras otros comprobaron que hay vida más allá de la tecnología.  Escuché de unos adolescentes a quien la abuela les enseñó a jugar solitario con cartas “de verdad.”  Su única experiencia con el juego había sido electrónica.  Encontramos refugio en las cosas simples de la vida y tratamos de entender que las paz nace de aceptar aquello que no se puede cambiar.

En las calles de mi urbanización, como en muchas, se veían los enjambres de extensiones; vecinos con plantas eléctricas que generosamente le pasaban corriente para la nevera o abanico a los de al lado.  Yo no me puedo quejar porque gracias a la oscuridad obligada pude compartir y reírme un montón con esos vecinos a quien saludo todos los días de carro a carro, pero con quien raras veces tengo tiempo para hablar.

Pudimos todos ser testigos del compromiso y entrega de los empleados de la autoridad de energía eléctrica y la policía, entre muchos otros servidores públicos, quienes trabajaron día y noche para restablecer el servicio y mantener la paz.  Me siento orgullosa de cómo reaccionamos como pueblo porque a pesar de lo mucho que todavía nos falta por aprender y crecer, tenemos una base sólida de compasión, solidaridad, y fortaleza de espíritu.  Que nadie nos trate de convencer de lo contrario.

Y luego de evaluar lo positivo del proceso, no puedo evitar preguntarme qué puedo hacer yo para que esto no vuelva a pasar.  Lo único que se me ocurre es exigir la administración que me merezco a través de un voto consciente en noviembre.  Y mientras el hacha va y viene, comprar más baterías por si acaso. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo