Columna de William Villafañe: 2.o round: capacidad y compromiso

Por William Villafañe

El reciente debate de aspirantes a la gobernación estuvo a cargo de un grupo de jóvenes en un nuevo e interesante formato. Su mercado meta era, precisamente, la juventud de nuestro terruño, y, Ricardo Rosselló, en particular conexión con su audiencia, demostró ser el candidato con propuestas innovadoras y específicas para transformar la isla.

Otros hablaron de pasado y presentaron ofertas electoreras.  Ricardo Rosselló compartió con televidentes, radioescuchas e internautas el resultado de años de evaluación de propuestas presentadas por diferentes generaciones. Así como dialogó con tantos jóvenes para establecer la ruta a seguir, se comprometió a dirigirnos por ella atendiendo cada reclamo de quienes aspiran a un mejor mañana.

Ricardo Rosselló sí explicó su estrategia para traer más empleos, debidamente remunerados y mejorar las condiciones en la Universidad. Su propuesta incluye aumentar nuestra participación en el presupuesto federal de bienes y servicios, creando hasta 80,000 empleos para que nuestros jóvenes se queden aquí. Mejorará el sistema de educación colocando los recursos donde serán mejor canalizados: en la dirección de nuestras escuelas.  Utilizará la tecnología para atemperar las ofertas educativas a la realidad presente y las  necesidades que en un futuro presente el mundo laboral.  Establecerá de inmediato fuertes alianzas entre Gobierno, entidades privadas y la Universidad, para allegar más fondos y promover nuevas oportunidades en investigación y desarrollo, todo como plataforma para el crecimiento socioeconómico del Puerto Rico que construirá la generación que organizó el debate.

Finalmente, fueron evidentes cinco realidades. Primero, habiendo fracasado Bernier en su obligación de reformar el Gobierno, no puede entender la propuesta de Ricardo Rosselló para reestructuración gubernamental. Segundo,  se puede reducir el gasto operacional del Gobierno sin despedir empleados públicos. Tercero, Ricardo Rosselló comparte las aspiraciones de nuestra juventud. Cuarto, el único candidato con una hoja de ruta clara, capacidad de actuar conforme a ella y enfrentar los retos que se avecinan es Ricardo Rosselló; y, quinto, nuestra juventud está convencida de que lo mejor está por venir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo