Columna de Alex Delgado: ¿Dónde están las tropas del PPD?

Por Alex Delgado @AlexDelgadoPR

Hace dos semanas, noté que el liderato del Partido Nuevo Progresista (PNP) había incrementado la ofensiva contra el candidato del Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier. Distintos líderes y cuentas de redes sociales dedicadas a defender la candidatura de Ricardo Rosselló no escatimaron esfuerzos en la misión. Días más tarde, se publicó el resultado de una encuesta cuyos días de estudio, curiosamente, coincidieron con los que el PNP aumentaba la ofensiva contra Bernier. ¿Tuvieron el beneficio de información interna sobre lo que ocurría en la calle? ¿Incidió una cosa sobre la otra? Desconozco, pero en la política cualquier cosa puede pasar.

De todas formas, aunque esas coincidencias llaman la atención, realmente lo que más me sorprendió fue el silencio de las tropas populares, digo, si es que aún hay tropas. No se sintió absolutamente nada de un contraataque popular, mientras el candidato recibía una zafra de golpes políticos. Honestamente, veo solos a un Bernier, Héctor Ferrer y Liza Ortiz luchando contra toda una oposición estadista.

¿Dónde están los Jorge Colberg, Jorge Suárez, Tatito Hernández, el secretario general de la pava, la propia alcaldesa de San Juan?…  Bueno, en el caso de Carmen Yulín Cruz, es natural que no le convenga mucho que Bernier prevalezca. Ciertamente, para ella y su posible aspiración a la gobernación en el 2020, lo que más le convenga sea una derrota de Bernier el próximo 8 de noviembre, para así enfocar su ataque (en el próximo cuatrienio) en un gobernador estadista y no tener que traicionar al segundo mandatario popular para ganar adeptos electorales.

Volviendo a las tropas, Bernier parece estar casi solo. A mi juicio, es un candidato que, dentro de lo difícil que pueda ser, pudiera tener una oportunidad de prevalecer en una contienda cerrada, pero necesita soldados. Tropas no son los que aparecen detrás de él en una conferencia de prensa para salir en la foto. Son soldados que toman las armas y contraatacan los mensajes negativos contra su líder.

Solo miren como salen los seguidores de Rosselló a defenderlo cuando lo atacan. De eso se trata las tropas. Si usted analiza las dos candidaturas en las últimas dos semanas, la de Bernier ha salido toda golpeada, ¿y la de Rosselló? Fresquecita, airosa, sin un rasguño. Eso de quien habla, más que de Bernier, es del equipo de campaña. Veo las tropas de Rosselló en la calle, con dirección, estructura y meta definida. ¿Las tropas de Bernier? Esperando porque en el “4to piso” del PPD terminen de jugar dómino, beber vino y fumar puros para que les digan qué hacer. ¿Ha escuchado usted al secretario general, licenciado Javier Echevarría, celebrar una conferencia de prensa reciente sobre el PNP o sus candidatos? Bueno, no se molesta en hacer una para defender a Bernier, menos va a tomarse la molestia de hacer una sobre Rosselló o el PNP.

En la campaña del 2012 veía un PPD más activo en la ofensiva y en la contraofensiva mediática, redes sociales, etc… Las redes sociales no le ganan votos a los candidatos, pero sí le pueden restar dando malos pasos, dejando espacios vacíos o controversias sin responder.

Dialogaba este asunto con una persona allegada al PPD y me indicaba que la gente quiere otro estilo de campaña. Lea esto: en los medios de comunicación, y en mi caso la radio, realizamos estudios sobre lo que la gente desea escuchar. A base de las respuestas, realizamos ajustes en la programación de las estaciones para capturar la atención del oyente y se convierta en nuestro auspiciador. No hubo un estudio en el que la gente indicara que querían más noticias positivas, menos política, más deportes, etc. Todo bien bonito. En mi caso, las veces que hicimos los cambios, respondiendo a lo que decían los estudios, nos afectó. La gente dice lo que entiende es correcto, pero no necesariamente lo practican.

Nadie veía La Comay en Puerto Rico, pero era el programa de mayor audiencia. ¿Entiende lo que le quiero decir? Benier necesita tropas que ataquen y sirvan de escuderos cuando viene el contraataque, como me indicaba Héctor Ferrer hace unos días. Eso no existe hoy y se les está agotando el tiempo.

Finalmente, la administración del gobernador Alejandro García Padilla tampoco ayuda mucho a Bernier con tantas controversias gubernamentales a poco tiempo de las elecciones. García Padilla se está convirtiendo en lo que fue Pedro Rosselló para Carlos Pesquera en el 2000. ¿Recuerdan todas las controversias? ¿Recuerdan el famoso caracol? Ese año ganó el PPD y lo que vino para funcionarios de la administración Rosselló no fue fácil. La creación del Blue Ribbon Committee destruyó familias, malgastó millones de dólares y no lograron probar una sola acusación en los tribunales.

¿Cree García Padilla que eso no es lo que viene para él, su familia y los funcionarios de su administración? Por lo menos la promesa ya la han hecho pública en el PNP de que eso viene. No creo que al gobernador deba darle lo mismo que Bernier triunfe, y debe pensar que cada controversia que levante pone en una situación comprometedora a su candidato. Pero como dicen por ahí, ellos son rojos y se entienden.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo